Últimas noticias

La pasarela de Labrit será definitivamente desmontada a mediados de junio

Se abre el expediente de sustitución cuya fase de desmontaje se prevé para mediados de junio mientras ya se redacta el pliego para una nueva pasarela

Pamplona-Iruña, 30 de abril de 2019

La Junta de Gobierno Local ha respaldado en su sesión de hoy el informe de la Asesoría Jurídica municipal sobre el expediente de depuración de responsabilidades en torno a la pasarela del Labrit que da por finalizado el expediente administrativo y activa la reclamación económica recordando que “las actuaciones realizadas en la fase de instrucción del procedimiento y dirigidas a evaluar el estado de la pasarela, los defectos evidenciados y su funcionalidad, han constatado una situación de ruina de la infraestructura”.

El informe desestima las cinco alegaciones presentadas por Mapfre, TEUSA técnicas de restauración SA, Oscar Perez y Carlos Pereda, BOREAS nuevas tecnologías SL e Ignacio Olite y reitera la responsabilidad solidaria de todos los agentes.

Asimismo, recoge una valoración “del daño que le ha generado al Ayuntamiento la construcción de una pasarela que ha devenido ineficaz para la finalidad para la que fue concebida de 794.768,61 euros”. A partir de este momento queda ya abierta la vía administrativa para notificar y reclamar esta cantidad, acción que es independiente a las acciones judiciales que la otra parte pudiera emprender.

En la misma reunión de la Junta de Gobierno Local se ha informado sobre el desarrollo de la primera fase del proceso de sustitución de la pasarela, la del desmontaje.

Según se ha explicado ya se ha solicitado un proyecto para realizar los trabajos, una vez se reciba, éste será enviado al Servicio de Patrimonio Histórico de Gobierno de Navarra para que añada las indicaciones técnicas que considere oportunas para la mejor preservación del patrimonio de las murallas y, finalmente, se acometerán los trabajos que tendrían una duración estimada de 10 días, 7 de ellos para el apuntalamiento y desmontaje y tres días más para el despiece de las estructuras en un lugar cercano.

La previsión que manejan los servicios técnicos del área de Proyectos del Ayuntamiento es que estos trabajos se puedan iniciar en la segunda quincena de junio.

De forma paralela a la ejecución de la primera fase del proyecto de sustitución ya se están preparando las bases del pliego del concurso para la instalación de una nueva pasarela que incluye la proyección de una que cumpla todos los parámetros de seguridad y resistencia establecidos por la normativa vigente y la nueva construcción o reparación en su caso de la cimentación de la futura estructura también bajo los parámetros legales.

La construcción de la estructura que sustituya a la actual pasarela, que los servicios jurídicos han declarado en ruina tras los informes de dos consultoras externas y de los propios técnicos del Ayuntamiento, se financiará con el importe reclamado a través de este expediente de depuración de responsabilidades

Una reclamación posible ya que la estructura está aún en plazo de garantía

El informe respaldado hoy recuerda la obligación de responder, durante el plazo de 10 años, por parte de la dirección facultativa de los daños causados por vicios o defectos que afecten a elementos estructurales y que comprometan directamente la resistencia y estabilidad del edificio y por parte del contratista por los daños derivados de los defectos técnicos del proyecto de obras (en esta obra la UTE formada por Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras S.A. y Teusa Técnicas de Restauración S.A).

Además, durante el periodo de garantía, el contratista está obligado a la conservación de las obras y a reparar a su costa los defectos constructivos que se adviertan. Los servicios jurídicos recuerdan que nos encontramos aún en dicho periodo de garantía ya que la pasarela del Labrit se abrió al público en diciembre de 2010 y el expediente presente se inició en junio de 2016.

Una vez descrita la situación de ruina que presenta la pasarela y el régimen de responsabilidad que es aplicable a cada uno de los agentes que han intervenido en su construcción, y visto que tanto el proyectista como el constructor y la dirección facultativa tienen la obligación de responder de los vicios o defectos constructivos en caso de incumplimiento de sus obligaciones, los servicios jurídicos “convienen que procede la determinación de los posibles sujetos responsables”. En este sentido, tras enumerar toda una serie de patologías y deficiencias puestas en evidencia en los informes emitidos por auditores externos y asumidos como propios por los servicios técnicos del Ayuntamiento, los servicios jurídicos concluyen que “no parece posible la individualización y cuantificación del grado de responsabilidad de cada uno de ellos en la producción del daño”. De ello se deduce “la responsabilidad solidaria por incumplimientos contractuales” para todos ellos.

A la hora de cuantificar la reclamación económica, el informe jurídico explica que la declaración de responsabilidad implica que “los agentes responsables de los vicios ruinosos deberán resarcir al Ayuntamiento los daños y perjuicios que tales defectos le hayan causado, que han sido cuantificados por los técnicos municipales en 776.856,25 euros, costo global de la pasarela según el expediente de la obra finalizada el año 2011, así como los costes de los informes encargados a INTEMAC e IDEAM y los gastos realizados en la adopción de medidas de seguridad que se han tenido que adoptar por la peligrosidad del estado de la pasarela. A esto habrá que añadir los gastos derivados de la retirada de las bandejas inferiores de la pasarela que ascienden a 17.912,36 euros. En total 794.768,61 euros, aunque en la resolución aprobada en Junta de Gobierno se aclara que a esta cantidad se añadirían “el resto de los gastos que el Ayuntamiento de Pamplona deba abonar en un futuro como consecuencia de los vicios constructivos”. En este apartado se incluiría el gasto de desmontaje de la pasarela que, a título informativo, se estima en unos 37.000 euros.

Concepción estructural deficiente y defectos constructivos

En febrero de 2016 se produjo el desprendimiento de algunas chapas que conforman el cierre inferior de la pasarela. Tras recabar informes de los diferentes agentes de la obra, el Ayuntamiento encargó en junio de ese mismo año a la empresa externa Instituto Técnico de Materiales y Construcciones- INTEMAC la inspección y evaluación de la seguridad de la pasarela. En julio de ese año, el Consistorio recibió una nota previa que recomendaba el cierre de la pasarela debido a las dudas que existían sobre su estabilidad, medida que fue corroborada en el informe definitivo y que se puso en marcha ese mismo mes.

Este primer informe adelantaba que la pasarela presentaba daños debido a la corrosión excesiva del acero corten, no tenía capacidad para soportar las cargas para las que debía haber sido diseñada y ejecutada y apuntaba que había que tomar medidas de seguridad para evitar desprendimientos. Por ello, el Ayuntamiento colocó una red en septiembre de 2016. Teniendo en cuenta este informe, el Ayuntamiento abrió en 2016 y 2017 expedientes de depuración de responsabilidades donde se les dio audiencia a las partes implicadas.

Al existir divergencia entre el informe de INTEMAC y el presentado por el equipo redactor, el Ayuntamiento decidió solicitar uno nuevo a la consultoría de Estructuras de Ingeniería Civil y Edificación IDEAM, empresa neutral recomendada por el departamento de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra y sobre la que mostraron su acuerdo todas las partes implicadas. Su informe definitivo señalaba, a modo de resumen, que la pasarela tiene una concepción estructural deficiente con aspectos como falta de capacidad de resistencia; las cimentaciones no son rígidas y tienen desplazamiento horizontal; no se garantiza el empotramiento en el lado de la Media Luna y el diseño de un nudo central rígido no fue respetado en la construcción”. Además, recoge defectos de ejecución: corrosión generalizada de las chapas situadas bajo el pavimento de madera por carencias en el sistema de drenaje de la pasarela y por acumulación de residuos; posibles desalineaciones entre chapas inferiores; defectos generalizados en soldaduras; inexistencia de transición de uniones soldadas entre chapas de distinto espesor; abolladura en vigas principales; no ejecución de acuerdo al proyecto; y corrosión y aparente falta de tornillos en zonas de apoyos, entre otras incorrecciones.

Por último, hace un análisis de las posibles líneas de reparación para concluir que la cimentación existente no se puede reaprovechar y que la construcción de nuevos micropilotes y la demolición del encepado (cimientos) para ejecutar uno nuevo requeriría el desmontaje de la estructura metálica, resumiendo que “la reparación no es viable”.

Cinco alegaciones desestimadas

La última fase de audiencia pública del expediente, a la que hace referencia el informe aprobado hoy en la Junta de Gobierno Local, fue abierta formalmente el pasado 26 de febrero y finalizó el 12 de abril. Se recibieron alegaciones de Mafre, el equipo de la dirección de las obras y la constructora.

La primera de las alegaciones de Mafre hace referencia a la improcedencia de la denegación de la prueba de carga, que el informe municipal recuerda que fue solicitada fuera del plazo administrativo para ello y que no se realizan en ningún caso sobre estructuras donde se ha justificado una situación de inseguridad como es el caso de la pasarela de Labrit. La segunda, la inexistencia de un acuerdo vinculante para someterse a las conclusiones del informe de IDEAM, a lo que los servicios jurídicos municipales señalan que “no corresponde a los interesados declararse o no sometidos al resultado”. La tercera alegación marca como alcance de la responsabilidad la cifra de 174.000 euros y la respuesta es que “no cabe individualizar los daños derivados de la incorrecta concepción proyectual de la obra y la inadecuada ejecución de la misma”.

Una respuesta similar se da a la alegación de TEUSA, que defiende que no ha intervenido en las actuaciones causantes del daño invalidante de la pasarela, y a una de las alegaciones presentadas por el equipo director del proyecto sobre el importe de la responsabilidad. Los arquitectos también presentaron alegaciones sobre los plazos administrativos para las alegaciones y la vulneración de la normativa sobre el patrimonio histórico artístico. En ambos casos, el informe municipal remarca la adecuación del desarrollo del expediente por parte del Ayuntamiento.

La cuarta alegación, presentada por la ingeniería Boreas, hace referencia también a la inexistencia de un acuerdo vinculante para someterse al informe de IDEAM que se desestima como en el caso anterior.  Alega también que el procedimiento seguido por el Ayuntamiento es incorrecto por vulnerar la normativa de patrimonio histórico y señala la improcedencia del derribo, ambos asuntos son desestimados, en el segundo de los casos por no ser el desmontaje objeto del expediente de responsabilidades.

El último documento es el presentado por Ignacio Olite Lumbreras, arquitecto redactor del proyecto, que plantea en primer lugar la caducidad del procedimiento administrativo y la aportación de nuevos elementos de juicio que deben dar opción de contradicción y defensa, en ambos casos el informe municipal valida el procedimiento realizado. También se pone en duda el importe de la responsabilidad, asunto este que ha sido desestimado. En la parte técnica el alegante no asume la existencia de los defectos estructurales y de cimentación recogidos en los informes e indica que la única patología que se ha producido es el desprendimiento de las placas. También ha sido desestimada.

Para informar las alegaciones de carácter técnico se ha contado, además de con los servicios técnicos del Ayuntamiento, con el gabinete técnico de IDEAM que para cada caso y tras una extensa y detallada explicación mantiene la validez de las conclusiones de su informe.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.