Últimas noticias

La población reclusa de Pamplona cuenta ya con una oficina judicial en el propio centro penitenciario

Es fruto del acuerdo entre Gobierno de Navarra y los ministerios de Justicia e Interior, y supone una mayor eficiencia del servicio público de justicia

La población reclusa del centro penitenciario de Pamplona cuenta, desde este jueves, con una Delegación de la Oficina Judicial instalada en el interior de la prisión. Se trata de evitar múltiples traslados que, desde los juzgados, se hacían a la cárcel únicamente con el objetivo de notificar comunicaciones a internos e internas, al tiempo que se mejora la calidad, cercanía y amabilidad del servicio para las personas reclusas.

Por ello, la delegación ahora abierta supone un avance notable en la agilización y eficiencia del servicio público de justicia, al tiempo que mejora las condiciones de las personas privadas de libertad en su relación con los juzgados que llevan sus casos.

La apertura de esta delegación es fruto del convenio suscrito por el Gobierno de Navarra, a través del consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, con los ministerios de Justicia e Interior, así como del trabajo conjunto con el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN).

Cabe recordar que de este organismo depende la Oficina Judicial; que el Ministerio de Justicia es el competente para la aprobación de las relaciones de puestos de trabajo de dicha delegación; y que los medios físicos necesarios para la implantación de la oficina en el centro penitenciario son competencia del Ministerio de Interior, a través de Instituciones Penitenciarias.

Reducción de costes y mayor cercanía con la población reclusa

Para realizar el trabajo se le han asignados dos personas funcionarias de la Administración de Justicia. De esta manera, la población reclusa recibirá las notificaciones de forma inmediata y directamente en el centro penitenciario, en horario de 8:30 a 14:00.

Se reducirá así el coste, tanto económico, como medioambiental, que suponían los numerosos traslados entre los juzgados y el centro penitenciario. En los últimos años, se ha realizado una media superior a los 500 salidas desde los juzgados a la prisión únicamente para notificaciones.

En concreto, mediante esta nueva iniciativa se cambia el modo en el que se ejecutan actos de notificación, citaciones, requerimientos, emplazamientos y embargos respecto a las personas que se encuentran en el centro penitenciario.

Mediante la digitalización del envío de dichas comunicaciones, que ha sido posible con la instalación en la prisión de los equipos necesarios, se aceleran los trámites para las notificaciones que llegan desde los diversos órganos judiciales de la Comunidad Foral de Navarra. También podrán cursarse actuaciones encomendadas por órganos jurisdiccionales de otros ámbitos territoriales destinadas a personas reclusas del centro.

Asimismo, esta delegación facilitará las comparecencias de los internos mediante videoconferencias y ejecutará los mandamientos de libertad, así como otros pronunciamientos judiciales. Del mismo modo, se encargará de la remisión de las propuestas de liquidación de condena a los órganos judiciales y también de los recursos penitenciarios que los reclusos quieran presentar.

Sainz de Rozas: “Digitalización al servicio de las garantías de la Justicia”

El director general de Justicia del Gobierno de Navarra, Rafael Sainz de Rozas, se ha mostrado “muy satisfecho” por la entrada en funcionamiento de esta delegación de la Oficina Judicial. “Representa un ejemplo de la apuesta del Gobierno de Navarra por la digitalización de los servicios públicos, en esta ocasión al servicio de las garantías y la eficiencia del servicio público de Justicia”, ha señalado. Una eficiencia que, recordaba, “es ahora mayor tanto desde el punto de vista de lo económico como desde el punto de vista medioambiental”.

Sainz de Rozas ha querido agradecer su implicación al director del centro penitenciario de Pamplona, Enrique Soto, a la hora de disponer de los espacios necesarios para que el Gobierno de Navarra pudiera realizar la instalación ofimática oportuna.

En su último encuentro oficial, celebrado el pasado 3 de febrero, el director general de Justicia expresó a Soto que el objetivo principal de su dirección general, en su relación con el centro penitenciario, era “mejorar la situación de los reclusos”.

Entre esas mejoras, facilitar las comunicaciones entre los juzgados y la prisión de Pamplona era una prioridad para el Gobierno de Navarra; algo que se ha concretado definitivamente este jueves con esta nueva iniciativa.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.