Últimas noticias

La Policía Foral investiga a seis conductores por delitos contra la seguridad vial

Policía Foral

Cuatro de ellos superaban la tasa de alcohol permitida (uno de ellos intentó darse a la fuga) y otros dos conducían sin puntos (uno fue sorprendido también hace 10 días)

Pamplona/Iruña, 5 de diciembre de 2017

Agentes de Policía Foral han imputado en los últimos días a cuatro personas por delitos relacionados con la seguridad vial en Pamplona, Berriozar (2), Villava, Villafranca y Tafalla. Tres de las intervenciones tuvieron lugar en la Ronda de Pamplona. La primera de ellas, en cercanías del barrio pamplonés de Orvina, cuando una patrulla circulaba por la Ronda Norte cuando detectó un turismo que circulaba sin luces traseras. Al darle el alto, comprobaron que su conductor carecía de puntos. Se trata de un vecino de Pamplona de 35 años.

La segunda imputación se practicó en Villava, donde una patrulla sorprendió a un conductor, vecino de Pamplona de 22 años, incorporándose a la PA-30 desde Villava. Los policías observaron un turismo que cambiaba constantemente de carril sin motivo aparente, por lo que decidieron darle el alto, algo a lo que inicialmente el conductor se negó. Finalmente, detuvo el vehículo y los agentes comprobaron que se encontraba influenciado. En las pruebas de detección de alcohol, superó la tasa de 0.60 mg/l de aire espirado.

El tercer conductor, vecino de una localidad de Valdizarbe de 26 años, fue imputado en la Ronda a la altura de Berriozar. Una patrulla de seguridad ciudadana observó un turismo que circulaba haciendo eses y con cambios repentinos de velocidad. Los agentes le dieron el alto y comprobaron que presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Hasta el lugar se desplazó una unidad de tráfico con etilómetro de precisión para realizar las pruebas correspondientes, en las que el conductor cuadruplicó la tasa permitida.

También en Berriozar, patrullas de Policía Foral detuvieron (en colaboración con Policía Municipal de la localidad) a un vecino de Orkoien de 40 años que superó la tasa permitida de alcohol. Además, protagonizó una persecución por varias calles de la localidad y vías cercanas en las que puso en peligro a numerosos usuarios de la vía al circular a gran velocidad, en sentido contrario y haciendo caso omiso de las señales de tráfico. Por todo ello, se le imputan delitos por circular bajo la influencia de bebidas alcohólicas y por conducción temararia.

En Villafranca, agentes de Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela han imputado a un vecino de la localidad de 35 años por un delito contra la seguridad vial. El turismo que conducía no respetó una señal de tráfico, haciendo frenar bruscamente a otros usuarios de la vía para evitar colisionar. Una patrulla que se encontraba en el lugar observó los hechos, por lo que le dio el alto reglamentario. Su conductor presentaba evidentes síntomas y cuadruplicó la tasa permitida.

Por último, también en Tafalla se ha imputado a un vecino de Peralta de 44 años por conducir sin puntos. Agentes de la comisaría de Policía Foral en esa localidad observaron de madrugada un turismo circulando por un polígono industrial, lo que levantó las sospechas de los policías. Al darle el alto, comprobaron que su conductor carecía de puntos, por lo que fue imputado. Se da la circunstancia de que hace diez días fue sorprendido conduciendo en las mismas circunstancias y en la misma zona.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies