Últimas noticias

La revolución del café

El café lleva décadas integrado en nuestro día a día alimentario como uno de los elementos más necesarios en toda cocina. Su consumo no es meramente personal; el café es epicentro de un amplio abanico de eventos sociales.

En la sociedad global actual el consumo de café está tan generalizado, tanto en el ámbito doméstico como externo, que a la vez que constituye una arraigada tradición, su forma de comercializarse y tomarse no deja de reinventarse.

Desde los campos de Sudamérica donde crece hasta las mesas de todo el mundo donde se consume, el café experimenta numerosas transformaciones, y llega para ser disfrutado de muy diferentes maneras, siempre pasando por la magia de la cafetera.

Pasando por la venta del café directamente en grano, al café molido, el último paso de modernización consiste en la venta del café en cápsulas de dosis individuales, listas para consumir con el click de un botón como por ejemplo las cápsulas de café con leche de Central Lechera.

El café en cápsulas representa toda una revolución a la hora de consumir esta demandada bebida. Aleja al consumidor actual del tedioso proceso de moler el grano, hervir el agua y utilizar las cafeteras tradicionales que tanto tiempo obligaban a invertir a todo aquel que quisiese disfrutar de un buen café tan solo años atrás.

Tratando de ahorrar este tiempo e intentando que preparar un café fuese un proceso cómodo a la vez que se mantenía la calidad del producto, fue como el inventor de las cápsulas, Eric Favre, dio con una primera fórmula que se ha ido constantemente innovando hasta obtener las exitosas cápsulas actuales.

Esta modalidad de consumo de café no deja de crecer tanto en restaurantes y cafeterías como a nivel doméstico, lo que implica el desarrollo paralelo de las cafeteras adecuadas a este formato, que también se ha convertido en todo un negocio al alza.

En la actualidad, según la OMPI, las cápsulas de café ya representan un 1% del total del mercado de café mundial, teniendo un impacto considerable en la economía global. Las previsiones aseguran una tendencia de crecimiento, de hasta un 20% en la próxima década.

Ante estas perspectivas de mercado los grandes fabricantes de café  invierten millones de dólares en el desarrollo y evolución de las cápsulas y cafeteras, abriendo incluso establecimientos exclusivos para este cada vez más demandado artículo cafetero.

Por ello, el mercado de las cápsulas de café se adapta a la diversidad de las sociedades modernas ofreciendo una enorme variedad de opciones, lejos de quedarse en el espresso italiano clásico que inició esta tendencia.

Hoy en día el consumidor puede elegir entre una amplia variedad de cápsulas de diferentes sabores, aromas e intensidades; disfrutando de una taza del sabor deseado en no más de medio minuto.

Algunas dosis incluyen directamente la mezcla de café con leche, ahorrando incluso el tener que añadir leche una vez preparado el café. Siguen esta tendencia las cápsulas de café con leche Dolce Gusto ofreciendo una infinidad de sabores, clásicos y originales, de café con leche en formato cápsula.

La tecnología ha llegado al mercado del café para revolucionarlo, conjugar lo tradicional con lo nuevo y hacernos su consumo más rápido, fácil y cómodo. La revolución tecnológica del café tiene forma de cápsula.

Yo no lo tiro

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.