Últimas noticias

Las nuevas tendencias en negocios online: comprar bragas usadas

Si hay algo que a todos los consumidores nos llama la atención, es la idea de que cada vez existan nuevos tipos de negocios curiosos online, un ejemplo de ellos puede ser imprimir nuestras fotos preferidas en las uñas, venta de munición especial contra un ataque zombi, hoteles invisibles e incluso libros que desaparecen. Y es que cualquier cosa que sea capaz de captar nuestra atención tiene, como poco, las ganas de investigar y saber más sobre ello.

Aunque estos negocios son bastante curiosos, sin duda hay otros aún más peculiares, como el de la comprar bragas usadas, para los cuales hay incluso páginas especializadas con la web Panty.com. Sé que a muchos de vosotros esto os llama la atención, puede que incluso muchos desconozcáis de esta práctica, pero es considerada como un fetichismo bastante normal por el que cada vez más personas sienten atracción.

Y es que, aunque los fetichismos están a la orden del día, Pamplona es una de las ciudades de nuestro país donde se posee una mentalidad más abierta y que crea una gran aceptación por este tipo de negocios, que hoy en día se encuentran en alza.

La mejor forma de conocer este negocio es directamente desde su página web, a la que podéis acceder directamente haciendo clic aquí. Registrarse, conocer el mercado, y saber que detrás hay todo tipo de personas disfrutando de la compra y venta, es la mejor opción para liberar nuestra mente y conocer esta práctica.

El auge de comprar bragas usadas como uno de los fetiches sexuales más aclamados

Todos los seres humanos tenemos alguna devoción especial por una parte del cuerpo, lo que hace que una gran cantidad de prendas que se utilizan para esa zona en concreto nos creen excitación y deseo.

Si este tipo de negocio hubieran salido a la luz hace unas décadas, sin acceso a internet y por la sociedad, este tipo de negocios eran difíciles de sacar adelante, pero poco a poco todas las personas vamos tomando conciencia y aceptamos con naturalidad los gustos de cada uno que, al fin y al cabo, eso es lo que son los fetiches, y no es nada malo ni extravagante hablar de ello, y mucho menos tenemos que avergonzarnos por algo que nos atrae.

Mediante la compra de bragas usadas podemos llegar a descubrir más sobre nosotros mismos y/o nuestra sexualidad, por lo que poco a poco estaremos más seguros y empezaremos a sentirnos mejor con todo lo que nos rodea. Y lo mejor de todo es que no estamos haciendo nada que no esté permitido, ya que son las propias dueñas de estas braguitas las que se decantan por ponerlas a la venta.

Otra cosa que también llama la atención sobre este tipo de negocio, es que no solo se piensa en el punto de vista de los hombres, sino que en la mayoría de los casos supone una liberación para la mujer y hace que se sienta mucho mejor consigo misma.

Como hemos comentado con anterioridad, se trata de un fetiche corriente que puede ser nuevo para muchos, pero bastante común para otros tantos por lo que, dejemos de tener una mente “primitiva” donde cualquier cosa es cuestionada y simplemente centrémonos en disfrutar de nosotros mismos y nuestras propias experiencias sexuales y/o fetichistas, ya que, al fin y al cabo, con estas prácticas no estamos haciendo mal a nadie.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.