Últimas noticias

Los accidentes laborales aumentaron el año pasado en Navarra un 19% y se duplicaron los mortales

La UGT ha denunciado este miércoles que ”los efectos de la crisis y el patrón de trabajo en precario impuesto por la reforma laboral, junto a los recortes en materia de seguridad y salud laboral aplicados por las empresas y la Administración explican este aumento de la accidentabilidad laboral”

Pamplona-Iruña, 19 de febrero de 2020

En 2019, Navarra registró un total de 10.531 accidentes laborales con baja, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo. Son 1.676 accidente más que en 2018, lo que representa un incremento del 19% en el número total de accidentes registrados en jornada laboral, un aumento impulsado básicamente por la Industria y la Construcción. Además, se contabilizaron 12 accidentes mortales, el doble de los registrados el año anterior.

La UGT ha denunciado este miércoles que ”los efectos de la crisis y el patrón de trabajo en precario impuesto por la reforma laboral, junto a los recortes en materia de seguridad y salud laboral aplicados por las empresas y la Administración explican este aumento de la accidentabilidad laboral”.

Se trata del séptimo año consecutivo en el que aumenta la siniestralidad laboral en Navarra, desde que en 2013 se rompiera una tendencia a la baja que se mantuvo constante desde el año 2000.

El cambio de tendencia registrado en 2013 ha sido de tal calado que, medido en índices de incidencia (número de accidentes por cada mil trabajadores), mientras entre los años 2000 (80,4 accidentes por mil trabajadores) y 2012 (28,2 accidentes por mil trabajadores) el descenso de los accidentes en Navarra fue constante y la siniestralidad se redujo un 65%, entre 2012 y 2019 el aumento también ha sido sostenido y los accidentes han aumentado un 32,26%.

En 2019, el índice de incidencia de accidentes en Navarra se ha situado en 37,3 accidentes por mil trabajadores, lo cual supone un aumento del 0,8%, respecto al año pasado (37). Con estos datos, Navarra se coloca como la segunda Comunidad de todo el Estado por mayor accidentabilidad laboral, medida en índices de incidencia, sólo por detrás de Baleares (43,09) y muy por encima de la media nacional (29,49 accidentes por cada mil trabajadores).

En términos absolutos, el incremento de la siniestralidad laboral ha venido impulsado especialmente por la Construcción, con 391 accidentes más que el año anterior ( un 49% de aumento) y la Industria, con 830 accidentes más (un 21,4% de aumento).

El número de accidentes creció más moderadamente en el sector de Servicios, con un incremento del 13,1%, es decir 483 accidentes más que en 2018, y disminuyó en el sector Agrario, con 28 accidentes menos.

Durante el año pasado, en Navarra se registraron 12 accidentes mortales en el puesto de trabajo, el doble que en 2018, y 3 accidentes mortales in itinere.

LAS CAUSAS DEL AUMENTO

Para la UGT, de los análisis realizados, cabe deducir que la precariedad laboral, que se impuso como patrón de trabajo a partir de la reforma laboral de 2012, se ha convertido en un factor fundamental de la siniestralidad laboral. 

En opinión del sindicato, la crisis económica, la modificación del marco legal como consecuencia de las reformas laborales y la desactivación de la negociación colectiva, tras la reforma de 2012, han contribuido a una extensión creciente de un modelo de relaciones laborales basado en la precariedad. 

Para la UGT, la temporalidad, la contratación a tiempo parcial no deseada, la escasa duración de los contratos, la alta rotación en el empleo, la falta de relación laboral bajo la figura del falso autónomo y, como consecuencia de todo ello, la escasa información y formación sobre los riesgos inherentes al puesto de trabajo, están deteriorando de manera grave las condiciones laborales. 

Así mismo, el sindicato apunta que el incremento de la intensidad y los ritmos de trabajo, el aumento de las exigencias emocionales o la renuncia a ejercer derechos por miedo a perder el empleo están teniendo graves consecuencias en la salud y en la seguridad de los trabajadores. 

Por otro lado, la UGT critica la desaparición de la figura del Delegado de la Comunidad Foral para la Prevención de Riesgos Laborales, solo recuperada parcialmente el año pasado, así como de los programas de Dinamización de la cultura preventiva financiados por el Gobierno de Navarra, que ha supuesto que se ejerza un menor control y presión sobre el cumplimiento de las empresas en materia preventiva, que se han ido relajando en sus obligaciones, poniendo como excusa la crisis económica.

Si a ello se añaden los recortes económicos en materia preventiva llevados a cabo por las empresas en los años álgidos de la crisis, como fórmula más recurrente junto a los despidos para equilibrar las cuentas de resultados, el sindicato concluye que ahí está la explicación completa del aumento sostenido de la siniestralidad laboral en nuestra Comunidad desde hace siete años.

Por último, la UGT reclama al conjunto de las fuerzas políticas navarras la elaboración de un plan de choque contra la siniestralidad laboral, sin escatimar los medios humanos y económicos que sean necesarios, y exige a la Administración una mayor dotación a la Inspección de Trabajo, para que pueda ejercer con mayor intensidad su función de control.

TV

Publicidad

Nuestras empresas navarras de confianza

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.