Últimas noticias

Madres navarras reivindican la necesidad de situar los cuidados en el centro

PETRA apuesta por ampliar los PErmisos de maternidad y propone que sean TRAnsferibles dentro de cada familia

La Plataforma de Madres Feministas por la Ampliación de los Permisos Transferibles (PETRA) es una plataforma que opera a nivel estatal y busca dignificar la maternidad y mejorar las condiciones en las que es vividaPor ello aboga por la ampliación de los permisos parentales y por que estos sean transferibles a elección de cada pareja. Así, aquellas madres que lo deseen podrían criar y amamantar durante más tiempo que las actuales 16 semanas, y las criaturas tendrían garantizado su derecho a ser cuidadas durante más tiempo, también las que nacen en familias monomarentales o cuyas madres no han cotizado lo suficiente. 

Desde PETRA se apuesta firmemente por una sociedad más cuidadora en general, más sensible a las necesidades de las personas dependientes y en la que los cuidados sean puestos en el centro. La plataforma la conforman madres y profesionales que, al tomar conciencia de las dificultades existentes para conciliar trabajo con cuidados, exigen poder hacerlo en libertad de acuerdo con las circunstancias particulares de cada familiay que las mujeres que así lo deseen puedan ejercer libremente la lactancia. 

Los Permisos Iguales e Intransferibles recientemente aprobados por Decreto Ley otorgan a los varones españoles el privilegio de tener los permisos paternos intransferibles y remunerados al 100 % más largos de Europa. Mientras que las madres, en el estado español, con los Permisos Iguales e Intransferibles NO venampliado su permiso por maternidad en un solo día y siguen siendo, junto con las maltesas, las madres europeas con menos tiempo disponible de licencia remunerada. 

La maternidad (parto, puerperio, lactancia, cuidados…) supone transitar por múltiples cambios físicos y emocionales y el cuidado a una criatura absolutamente dependiente requiere de una sociedad sensible que apoye este proceso. Muchas mujeres se muestran satisfechas con que se amplíen los permisos de sus parejas, pero a su vez se preguntan qué pasa con el de las mamás. Cuatro meses son insuficientes para que las necesidades en esta etapa sean cubiertas, ya que, durante el primer año de vida, la recuperación física y emocional y todos los cambios que acompañan a la nueva identidad de madre necesitan asentarse con tiempo y con un Estado de bienestar que reconozca esta etapa tan importante. El apego seguro garantiza una mayor estabilidad emocional en el futuro, y para favorecerlo sería fundamental ampliar el permiso durante los primeros meses de vida del bebé. Esto requiere a su vez un cambio de paradigma, donde las necesidades de cuidado tengan más valor dentro de nuestra economía. 

Además, criar y amamantar debería ser compatible con la presencia de las madres en los espacios públicos o con el desempeño laboral. Es la sociedad capitalista y patriarcal que no tiene en cuenta las necesidades humanas, la que les expulsa de estos espacios sin valorar las circunstancias concretas de cada caso, condicionando su participación a no atender a las criaturas. La fase de dependencia de las y los bebés supone un corto periodo de tiempo en la vida de una mujer trabajadora que seguramente no tenga más que uno o dos en su vida. Por ello, desde PETRA se considera que, si el Estado favoreciera una conciliación real para las familias, éstas, probablemente, planificarían incrementar el número de hijos e hijas pero, tal y como están las cosas, pensar en la llegada de una criatura se ha convertido en un acto heroico.

Por todo lo anterior, la plataforma PETRA apuesta por: 

1. Ampliar el permiso maternal al menos a los 9 meses siendo deseable acercarnos a la realidad de los países del norte de Europa con permisos mucho más largos (de hasta 16 meses como en Suecia).

2. Transferibilidad de los permisos para que cada familia pueda elegir la opción que mejor se adapte a sus circunstancias y a su capacidad económica.

3. Situar los derechos de la infancia en el centro y revalorizar la cultura del cuidado que actualmente está tan denostada y es fundamental para la vida.

4. Equidad, que no solo igualdad.

5.Libertad de elección de las mujeres sobre cómo quieren vivir su maternidad entendiendo que es una fase más de la salud reproductiva con características propias que hay que reconocer y atender.

7. Recursos y medios que garanticen una maternidad tranquila y libre de cargas innecesarias.

8. Sociabilización de la crianza. Que el estado apoye en la crianza de los hijos e hijas que mantendrán la sociedad del mañana.

9. Apoyar a las madres que deciden dar el pecho. Formación del personal sanitario.

10. Mayor protección para las situaciones más desfavorecidas aplicando criterios redistributivos y universalistas que tengan en cuenta los intereses de todas las mujeres y sus hijos/as.

11. Que la maternidad no sea excusa para la no empleabilidad de las mujeres y penalización por discriminación. Transformación del mercado laboral para que sea más flexible.

12. Permisos parentales más en sintonía con los existentes en los países europeos con políticas sociales más avanzadas caracterizados por la transferibilidad donde las familias son libres para organizarse.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.