Últimas noticias

Maeztu dice que el impacto de la crisis en el empleo es “muy duro” pero ve “signos de esperanza”

Pamplona-Iruña, 15 de septiembre de 2020

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mari Carmen Maeztu, ha manifestado que el impacto de la crisis generada por la pandemia del Covid-19 en el empleo es “muy duro”, si bien ha comentado que “hay ciertos signos de esperanza todavía incipientes que estarán condicionados, lógicamente, por la evolución de la pandemia”.

En comisión parlamentaria, a petición de Navarra Suma, Maeztu ha indicado que la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 ha tenido “un fuerte impacto en términos sociales y de empleo”. Y ha explicado que, además de poner en marcha las medidas de empleo del Plan Reactivar Navarra, van a actualizar ya el Diagnóstico del Plan de Empleo para, posteriormente, “retomar el trabajo de elaboración del futuro Plan de Empleo de Navarra”.

Según ha dicho, “queda mucho por hacer y sabemos que más que nunca tenemos que poner el foco de nuestras políticas activas de empleo en atender a quienes más están sufriendo el impacto de la Covid como son los y las jóvenes, las mujeres, y los colectivos con más dificultades de acceso al empleo”.

Ha precisado que, respecto a las cifras de paro de febrero y a pesar de los descensos de los últimos tres meses, “se ha dado un aumento del desempleo de un 14,7% (casi 5.000 personas paradas más)”. “De hecho, con respecto al mes de agosto de 2019, se produce un aumento del paro registrado del 25,4%. De esta forma, en un año, el número de personas desempleadas ha crecido en 7.887”, ha detallado.

Según ha continuado, “estas cifras son algo inferiores en la afiliación a la Seguridad Social”. “El número medio al finalizar el mes de agosto se sitúa en las 284.540, por tanto, 2.321 más que el mes anterior pero 2.821 menos que hace un año. Estas variaciones suponen en términos porcentuales un crecimiento del 0,82% en un mes y un descenso anual del -0,98%”, ha dicho.

Por otra parte, ha expuesto que si se tiene en cuenta la afiliación media de febrero se han destruido 4.275 empleos, un -1,5%. “Navarra es la tercera Comunidad Autónoma tras Murcia y Castilla La Mancha con menor pérdida de afiliaciones en un año”, ha precisado.

Entre otros datos, ha comentado que “se ha dado un descenso de la tasa de temporalidad fruto de la mayor destrucción o no renovación de empleo temporal y no del aumento de empleos de carácter indefinido”. “El número de personas asalariadas temporales ha descendido en un trimestre un -10,5% frente al descenso del -4,7% de asalariados indefinidos”, ha indicado.

No obstante, Maeztu ha indicado que “los últimos meses hay algunos signos de esperanza” que hay que “mirar con mucha prudencia”. “Resulta esperanzador que llevemos tres meses consecutivos con reducción del desempleo y el fuerte incremento en la afiliación a la seguridad social del último mes”, ha apuntado, para agregar que “se ha conocido que Navarra es la CCAA con mayor porcentaje de trabajadores en ERTE que ya se han reactivado, y el informe de la AIReF que prevé un importante crecimiento económico para el próximo año”.

En su intervención, la consejera ha puesto en valor el sistema de protección social al desempleo, “el llamado escudo social, que en los meses de abril y mayo alcanzó el récord, hasta 51.000 personas en Navarra recibiendo alguna prestación por desempleo”. “El récord anterior en la crisis de 2008 se alcanzó en 2013 con 35.000 personas”, ha dicho, para señalar que “esta cobertura por desempleo y el incremento de hasta en 1.600 unidades familiares protegidas por la renta garantizada han sido claves para amortiguar de manera importante el fuerte impacto social de la pandemia en términos de riesgo de pobreza y exclusión”.

Maeztu ha señalado también que la pandemia “no solo ha destruido empleo, también ha impactado en la ejecución de las Políticas Activas de Empleo” y ha comentado que “la caída de la actividad general ha provocado una contracción de la ejecución de los programas durante los meses de confinamiento”. “No obstante, estamos asistiendo a una recuperación y estamos expectantes a la evolución de la pandemia”, ha afirmado.

Ha indicado la consejera que se han adoptado medidas con un presupuesto de 3,5 millones de euros, “cerca de 2 millones de euros han ido al capítulo de formación”. “Y en estos tiempos de incertidumbre, en el que el empleo se resiente, la formación va a jugar un papel clave”, ha opinado, para comentar que “hay que aprovechar esta oportunidad para adaptar sectores, para que trabajadoras y trabajadores sean más productivos y con más competencias digitales cuando se incorporen al mercado de trabajo”.

La parlamentaria de Navarra Suma Maribel García Malo ha indicado que “la realidad es que en el SNE hay 7.787 personas paradas más que el año pasado, un incremento del 4,3 por ciento respecto a marzo pero de un 25,4 si lo comparamos con el año anterior”. Según ha dicho, “en esta legislatura no vemos un cambio sustancial en cuanto a hechos” y “seguimos sin Plan de Empleo”. “Entre lo que se dice y se hace va un trecho”, ha opinado.

La representante socialista Nuria Medina ha expuesto que “no es sencillo enfrentarse a una situación inédita, a un parón de la economía tan brutal”. “Debemos ir a la optimización de recursos”, ha dicho, para comentar, “con todas las cautelas, que hay una reactivación tras el estado de alarma, que está siendo limitada y desigual por sectores”. “El Plan de Empleo consensuado ha de ser un instrumento eficaz y así será”, ha dicho.

Desde Geroa Bai, Isabel Aranburu ha indicado que “hay que hacer un diagnóstico nuevo, que defina bien los problemas para que las soluciones sean las idóneas”. “Apoyamos al departamento en la nueva reorganización del SNE en las diversas medidas”, ha comentado, para señalar que las políticas activas de empleo “tienen un papel importante”. “Corresponde redoblar todos los esfuerzos en ellas”, ha apuntado.

Por su parte, Maiorga Ramírez, de EH Bildu, ha expuesto que “ante cualquier eventualidad que surja en la situación económica hay unos colectivos que siempre están desamparados -jóvenes, mujeres y extranjeros- y hay que reflexionar si el marco del empleo es justo y adecuado”, ha dicho, para opinar que “debe mejorarse y cambiar”. “Nos corresponde definir nuestro propio marco de relaciones laborales”, ha defendido.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha señalado que “los datos son malos” y si bien ha indicado que “estamos orgullosos de las medidas que se han tomado para proteger el empleo”, ha señalado que “no han podido incidir en el empleo temporal y precario”. Tras dar su apoyo al Gobierno en esta materia, ha defendido la reforma del marco laboral.

Finalmente, Marisa de Simón, de I-E, ha lamentado que “se ha destruido empleo” con la crisis y que “hay una normativa laboral que facilita esta situación que se está dando”. Ha defendido transformar el modelo social y económico para que haya “un empleo de calidad” y que llegue ya el Plan de Empleo como “instrumento válido”.

Europa Press

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.