Últimas noticias

Mantente abrigado de las bajas temperaturas con ropa running barata

Practicar running es una tendencia que ha captado a miles de seguidores durante los últimos años en aquellas personas que quieren ponerse en forma y tener un cuerpo más cuidado y saludable. Una de las grandes ventajas de esta disciplina es que no es necesario apuntarse a un gimnasio al que acudir, lo único que necesitas es un poco de motivación, ganas y ajustar la rutina para dedicarle un poco de tiempo cada día.

Mucha gente no se atreve a salir de casa durante el invierno, el frío frena a la mayoría de las personas, pero, a día de hoy, se puede acceder a una gran cantidad de ropa running barata para estar totalmente protegido de las bajas temperaturas y mantener tu figura ideal.

Para millones de personas, si algo te gusta en realidad, no importan las incidencias meteorológicas que puedan existir, siempre sacarás tiempo de donde no lo hay y, con el running, pasa exactamente lo mismo.

De hecho, hacer ejercicio en la calle es una de las mejores terapias que existen para fortalecer la salud mental, evita que caigas en la rutina del aburrimiento y recarga las endorfinas. Eso sí, siempre debes protegerte las orejas, nariz y, sobre todo, los dedos de las manos y los pies, a no ser que quieras convertirte en un muñeco de nieve andante.

Practicar running durante el invierno

Hay que tener en cuenta una serie de cuidados antes de salir con las bajas temperaturas que predominan al invierno, una de ellas es calentar bien los músculos. Para ello, puedes servirte de los típicos estiramientos que realizas, pero alargándolos un poco más de tiempo.

Tampoco te olvides de estar correctamente hidratado antes y después de tu sesión de running. El cuerpo, cuando suda, pierde una gran cantidad de minerales que son expulsados a modo de sudor, aumentando la probabilidad de que puedas enfermar o no se tenga el líquido suficiente para mantener el ritmo.

Para que todo esto no te afecte, o lo haga lo menos posible, debes adquirir ropa que te mantenga bien abrigado, pero sin que llegues a sudar en exceso. Lo mejor es una capa absorbente y transpirable que esté pegada a la piel y, por encima, una prenda que te aísle del exterior.

Si hace mucho viento, la situación cambia. Al parecer que la temperatura es más baja aún, necesitarás de una capa extra para estar totalmente protegido.

Para cubrir los dedos de las manos y los pies, hazte con unos calcetines y guantes que estén hechos de lana, las propiedades naturales de este material hacen que, además de estar protegido, el sudor se absorba, permitiéndote así realizar tu sesión de running diaria.

En caso de que no sepas si está a punto de llover antes de hacer ejercicio, puedes descargarte alguna aplicación en tu teléfono móvil que te informe sobre ello. Así, también sabrás la temperatura que existe fuera y podrás abrigarte a conciencia.

La estadística nos dice que, durante los meses de invierno, son más las personas que dejan a un lado su deporte favorito hasta que mejoren las temperaturas, pero, con estos consejos, no tendrás que preocuparte más.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.