Últimas noticias

Millones de personas se acercan al drama de las víctimas de los minerales en conflicto

Foto: La sexta

María Álvarez Urturi, técnica en ALBOAN de Cooperación Internacional-África interviene en el reportaje para exponer la situación que viven las mujeres, las medidas que se toman para atenderlas y acompañarlas para que puedan rehacer sus vidas, y las responsabilidades compartidas que se entremezclan en torno a esta cuestión

Pamplona/Iruña, 14 de noviembre

Con la emisión del programa eVictims de Salvados de La Sexta en la noche de ayer domingo, 2,2 millones de espectadores y espectadoras se acercaron a una realidad oculta: la conexión entre los teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos de uso cotidiano y la vulneración de Derechos Humanos en la “olvidada” guerra de la República Democrática del Congo. El programa fue líder del target comercial con un 12,8% de share, y líder entre el público de 35 a 54 años

Para la realización del reportaje, Jordi Évole y su equipo se desplazaron a este país que cuenta con las mayores reservas de coltán del planeta en su subsuelo. Esta circunstancia, en lugar de ser una fuente de oportunidades se convierte en una desgracia para su población. El coltán y otros minerales también abundantes en la región, son muy codiciados para la fabricación de nuevas tecnologías. La extracción y comercialización ilegal de esos minerales financia el conflicto armado que padece el país desde hace más de 20 años. Las principales víctimas son las mujeres y niñas, que sufren una violencia sexual sistemática con el objetivo de destruirlas a ellas y a sus comunidades. El Congo se convierte así en el peor lugar del mundo para nacer mujer.

El propio Jordi Évole lo describe así: “la situación de la población es terrible, en muchas regiones reina el caos y el cuerpo de las mujeres acaba siendo un nuevo campo de batalla, por lo que sufren todo tipo de agresiones, torturas, mutilaciones y violaciones.”

Alboan colaboró con Salvados. Así, María Álvarez Urturi, técnica en Alboan de Cooperación Internacional-África interviene en el reportaje para exponer la situación que viven las mujeres, las medidas que se toman para atenderlas y acompañarlas para que puedan rehacer sus vidas, y las responsabilidades compartidas que se entremezclan en torno a esta cuestión.

Alboan lleva años trabajando en esta zona de África junto a las personas desplazadas y refugiadas, y las mujeres víctimas de violencia sexual. Asimismo en nuestro entorno desarrolla la campaña “Tecnología Libre de Conflicto” (https://www.tecnologialibredeconflicto.org), que persigue la sensibilización, la movilización social y la incidencia política.

Tecnología Libre de Conflicto (TLC)

Esta iniciativa se extiende a diversos ámbitos. Desde centros educativos hasta Parlamentos como el vasco, el navarro y de la Unión Europea, pasando por actividades de calle o emisiones televisivas prime time como la de ayer.

En los próximos días, la campaña TLC protagonizará varios espacios, con la participación de Justine Masika (activista congoleña, coordinadora de “Synergie des femmes contre les violences sexuelles”), y de la cantante y compositora Amparo Sánchez, que lideró en su momento el grupo Amparanoia. Amparo Sánchez se ha sumado a esta causa y de esa colaboración han nacido su tema y videoclip Mama África y un documental sobre su viaje a RD del Congo, que se presentarán próximamente.

En Pamplona, el próximo 21 de noviembre está programada una conferencia de Justine Masika y María Álvarez, dentro de la programación “Una Ventana al mundo”. Tendrá lugar en la Casa de la Juventud de Pamplona, situada en la calle Sangüesa.

El proceso legislativo en la Unión Europea

El compromiso de las ONG por aliviar las situaciones de violencia que se viven en el este de la RDC pasa por lograr que la Unión Europea apruebe una ley de suministro responsable que garantice la transparencia y la responsabilidad corporativa de las empresas que emplean minerales provenientes de zonas en conflicto.

Tras dos años de negociaciones, dicha legislación se aprobará a finales de 2016. No obstante, existen buenas razones para pensar que la futura ley no va a ser suficientemente eficaz como para cortar los canales de financiación de los grupos armados que se lucran con el comercio ilícito de estos minerales.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.