Últimas noticias

Navarra no contempla confinar la Comunidad Foral y recuerda que “no hay otra zona básica” con cifras similares a Peralta

Sobre las medidas adoptadas en Peralta, la consejera ha recordado que las medidas se van a revisar a los siete días para evaluar si procede extenderlas en función de la evolución y ha recordado que no cumplir el confinamiento conlleva sanciones

El Gobierno de Navarra no contempla “hoy por hoy” un confinamiento de toda la comunidad ante el aumento de contagios de Covid-19 y en estos momentos tampoco baraja extender las medidas restrictivas adoptadas en Peralta a otros municipios, ya que “no hay otro municipio con una tasa” similar.

Además, el Ejecutivo anunciará el viernes si “se anulan, se mantienen o se introducen nuevas medidas” para toda Navarra, dado que ese día concluye la vigencia de la última orden foral en la que se incluían medidas como la reducción a seis personas en reuniones familiares y sociales o el cierre de piperos y bajeras.

Así lo ha señalado la consejera de Salud, Santos Induráin, en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno en la que ha insistido en el llamamiento a la responsabilidad para reducir la tasa de contagios y “no llegar al invierno con estos índices”.

Sobre las medidas adoptadas en Peralta, la consejera ha recordado que las medidas se van a revisar a los siete días para evaluar si procede extenderlas en función de la evolución y ha recordado que no cumplir el confinamiento conlleva sanciones.

Respecto a la posibilidad de extender las restricciones de Peralta a otras localidades, Induráin ha comentado que “no hay otro municipio que haya tenido una tasa de este tipo y una evolución tan rápida, mantenida y progresiva”.

“Uno de los criterios tenidos en cuenta es la tasa de incidencia, que en el caso de Peralta era de más de 1.000 por 100.000 habitantes, y en este momento no tenemos ninguna otra zona básica con esta tasa”, ha comentado.

No obstante, ha señalado que “hay otros municipios con tasas altas que estamos siguiendo también” y ha explicado que, por ejemplo, este jueves se va a realizar un cribado a más de 600 personas en Tudela.

Asimismo, la consejera de Salud ha manifestado que tampoco se está planteando el Ejecutivo un confinamiento de toda la comunidad, sino tomar medidas adaptadas a la situación. “Hoy por hoy no está encima de la mesa”, ha aseverado.

Igualmente, ha explicado que el Ejecutivo está analizando y actualizando toda la normativa general que afecta a la Comunidad foral”, cuya vigencia finaliza el viernes. Y ha afirmado que será ese día en el que anunciarán si continúan las últimas medidas adoptadas, como la reducción a seis personas en reuniones sociales y familiares, o si hay algún cambio.

En cualquier caso, la consejera ha querido dejar claro que “más allá de normas y de sanciones, que por supuesto están vigentes y pueden ser muy importantes para garantizar el cumplimiento de cuarentenas y aislamientos”, está el compromiso “individual y colectivo” y ha pedido “una readaptación de nuestras conductas individuales y sociales”.

En este sentido, ha incidido en que “es preciso disminuir al máximo todas las interrelaciones y actividades de riesgo” y ha fijado como reto “controlar los brotes en el ámbito social y familiar”, ya que, según ha advertido, “no podemos llegar al invierno con estos índices”.

Según ha señalado la consejera, aunque el dato general en estos momentos es de un 9,5% de ocupación hospitalaria, “lo cierto es que el equilibrio es complejo”. Y ha remarcado que “los profesionales sanitarios nos piden que hagamos un llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva”. “Esto es un reto colectivo, de profesionales y de ciudadanía”, ha subrayado.

DERIVACIONES A CENTROS PRIVADOS
Por otro lado, Induráin se ha referido a las derivaciones que se están realizando a centros privados y ha asegurado que “no responden a ningún riesgo de desborde o colapso sanitario, sino al objetivo de no desprogramar y seguir prestando una atención a patologías no Covid”.

“Los ciudadanos tienen otros problemas de salud muy importantes que les afectan y que no tienen que ver con el Covid”, ha subrayado la consejera, para señalar que “las derivaciones siempre se hacen sobre unas tarifas y costes pactados con la red privada” y que “en términos generales el coste es inferior al mismo servicio en el Servicio Navarro de Salud”.

Según ha precisado, hasta el 17 de junio, en total se han realizado 354 derivaciones, 339 a planta y 15 en UCI a la Clínica Universidad de Navarra, Clínica San Miguel y a San Juan de Dios. El coste total abonado en concepto de asistencia ha sido de 2,9 millones.

EP

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.