Últimas noticias

Organizaciones ambientalistas rechazan la Segunda Fase del Canal de Navarra

Los firmantes del manifiesto se preguntan si “después del desastre financiero de la Primera Fase parece honesto financiar la nueva fase del Canal con fondos europeos para la emergencia del Covid-19”

Las organizaciones Greenpeace, Ecologistas en Acción, Ekologistak Martxan, AEMS-Ríos con Vida y Urbizi han expresado su rechazo a la construcción de la Segunda Fase del Canal de Navarra, ante la intención del Gobierno foral de presentar este proyecto para recibir financiación de los fondos europeos frente a la crisis del Covid-19.

Estas organizaciones han firmado un manifiesto en el que ponen en duda “la sostenibilidad ambiental” de esta infraestructura y señalan que “un Gobierno que se define verde y apuesta por la transición ecológica no puede defender desorbitados consumos de agua y energía sin tener en cuenta un futuro, ya a corto plazo, en escenario de cambio climático”.

Respecto a la sostenibilidad económica, señalan que la obra ejecutada “ya nos cuesta una fortuna a los contribuyentes” y afirman que “solo en peaje en la sombra de la obra realizada pagaremos 900 millones, 30 millones anuales durante 30 años”.

Los firmantes del manifiesto se preguntan si “después del desastre financiero de la Primera Fase parece honesto financiar la nueva fase del Canal con fondos europeos para la emergencia del Covid-19”.

También ponen en duda también “la sostenibilidad social” de la infraestructura, señalando que “los principales beneficiarios de estos macroproyectos terminan siendo las empresas constructoras”.

A pesar de oponerse a la Segunda Fase del Canal, estas organizaciones apuestan “firmemente por dotar a la Ribera de agua de calidad para el abastecimiento urbano”. Señalan que “desde hace 30 años el necesario proyecto de abastecimiento urbano se ha ligado a un macroproyecto de regadío extremadamente costoso y esa ha sido la principal causa del retraso en la solución de los problemas de agua de boca en la Ribera”. “Esperando al Canal, se han desaprovechado oportunidades como el embalse de El Ferial y se han dejado empeorar los sistemas de abastecimiento de varios pueblos con aguas del Moncayo”, aseguran.

Su apuesta es por “un proyecto de abastecimiento urbano e industrial de calidad desligado del insostenible proyecto de 21.000 nuevas hectáreas de regadío, que tiene el peligro de demorarse otros 30 años”.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.