Últimas noticias

Osasuna logra ante el Villarreal una gran victoria que le deja a las puertas de la salvación (1-2)

Los goles de Moncayola y Budimir dieron tres puntos muy valiosos en uno de los campos más complicados de LaLiga Santander

Crónica por Osasuna.es

Osasuna consiguió una gran victoria en un partido en el que los rojillos mostraron una magnífica versión. Sólidos atrás y con las ideas claras en ataque, los de Jagoba Arrasate asaltaron uno de los estadios más exigentes de LaLiga. Un golazo de volea de Moncayola adelantó a los navarros cuando restaban veinticinco minutos para el final y, pese a que David García se anotó un autogol cinco minutos después del 0-1, Budimir se impuso a todos los defensores y cabeceó a gol un saque de esquina en el minuto 74. En el tramo final, Sergio Herrera se disfrazó de héroe y evitó el empate en dos acciones en el tiempo de descuento con dos intervenciones fabulosas.

Los rojillos salieron al césped del Estadio de la Cerámica valientes y con el plan de incomodar el juego del Villarreal con una presión asfixiante, replegarse cuando los de Emery ganaban metros y llegar con peligro al área de Sergio Asenjo en cuanto existiera la posibilidad de hacerlo. Así, el plan de Jagoba Arrasate se tradujo en un buen Osasuna que apenas concedió atrás y que dispuso de algún acercamiento peligroso, aunque en ninguno de ellos tuvo que actuar Asenjo.

Un primer tiempo muy serio

En el minuto 21, el colegiado decretó penalti por una falta muy rigurosa de Nacho Vidal, aunque el VAR corrigió la decisión inicial y el colegiado tuvo que indicar falta fuera del área. En ese lanzamiento de libre directo de Parejo tuvo el Villarreal la única ocasión de peligro en el primer acto. El primer tiempo transcurrió con un Villarreal que tenía el balón y con un Osasuna que siguió ejecutando con acierto su idea. En el tramo final de los primeros cuarenta y cinco minutos, el conjunto castellonense apretó más e hizo sufrir a los rojillos, pero el colegiado indicó el camino a los vestuarios con el 0-0 en el marcador tras un esfuerzo colosal de los de Arrasate.

Tras la reanudación, el Villarreal realizó cambios ofensivos con el objetivo de perforar la meta rojilla y los ‘groguets’ pisaron el acelerador. Con Gerard como hombre más peligroso, los de Unai Emery se acercaron con mucho peligro a la portería de un Sergio Herrera que se hizo gigante. En el minuto 53, el meta venció en el mano a mano ante Paco Alcácer y, diez minutos después, realizó una intervención magistral ante un disparo de Gerard al primer toque ajustado al palo. El juego continuó tras la parada de Sergio Herrera y el balón llegó al costado izquierdo del ataque rojillo. Manu Sánchez levantó la cabeza y mandó un centro templado a la frontal del área, donde apareció Moncayola. El de Garinoain empaló una volea acrobática y mandó el esférico al fondo de la red.

La volea de Moncayola, el cabezazo de Budimir y las paradas de S. Herrera

Después del gran gol de Moncayola, el Villarreal se lanzó definitivamente al ataque y pronto encontró el premio del empate. Gerard ganó la espalda a la zaga y, en una acción desafortunada para los intereses navarros, David García terminó introduciéndose el balón en su propia portería cuando intentaba cortar el pase de Gerard que dejaba el gol a placer a Paco Alcácer. Pese al mazazo del 1-1, los navarros no bajaron los brazos y siguieron creyendo en la idea de sumar los tres puntos. Así, en el minuto 73 Torró buscó sorprender a Asenjo con un disparo desde el centro del campo. El meta reaccionó y tuvo que palmear el esférico a saque de esquina. En el saque de esquina, Budimir saltó más que nadie en el segundo palo y, con un potente cabezazo, mandó el balón al fondo de las mallas.

Foto: Osasuna.es

Con el 2-1 en el marcador, los de Jagoba Arrasate se vaciaron sobre el verde para retener una victoria que a punto estuvo de desbaratar el Villarreal en los últimos compases. Sin embargo, Sergio Herrera estuvo magistral para retener los tres puntos con dos acciones de mucho mérito. En la primera, el meta evitó el 2-2 ante un disparo de Moi Gómez desde la frontal del área; en la segunda, en una acción similar a la primera, Sergio Herrera voló para sacar de la escuadra un tiro ajustado de Trigueros.

Foto: Osasuna.es

Así, Osasuna logró una victoria muy importante para sus intereses. Con estos tres puntos, los de Jagoba Arrasate se alzan hasta los 34 puntos y se sitúan con ocho de diferencia respecto a los puestos de descenso cuando restan solo ocho jornadas para concluir la competición. El próximo partido de los rojillos será el domingo 18 de abril a las 14:00 horas en El Sadar frente al Elche, en un duelo en el que la permanencia puede quedar más que encarrilada.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.