Últimas noticias

Osasuna se trae a casa tres puntos de oro conseguidos en San Mamés (0-1)

Foto: Osasuna.es

Un gol de Oier dio los tres puntos a un Osasuna sólido y trabajador que se reencontró con la victoria en el campo del Athletic

Crónica por Osasuna.es

Pamplona-Iruña, 16 de febrero de 2020

Osasuna sumó una gran victoria en uno de los estadios más complicados de LaLiga Santander. El equipo de Jagoba Arrasate peleó y se vació en el césped para defender con uñas y dientes el gol anotado por Oier a la media hora de juego. El Athletic apretó y encerró a un Osasuna sólido y que apenas concedió ocasiones para sumar tres puntos que sitúan a los navarros con 31 puntos en la clasificación.

Jagoba Arrasate realizó cinco cambios en la alineación con respecto al último compromiso liguero ante el Real Madrid. Los rojillos supieron sujetar bien el empuje inicial de los locales con Roncaglia, Aridane y Unai García en el centro de la defensa. Conforme avanzaron los minutos, Osasuna se fue encontrando más cómo y comenzó a adentrarse en territorio rival, cada vez con más convicción. En el 29, una de esas acciones culminó con el primer gol del partido. Unai peinó de cabeza un centro que Darko remató de cabeza. El balón golpeó en Unai Simón, que estuvo rápido para tapar el hueco, pero Oier, con una tranquilidad y un acierto propio de un rematador de área, envió el esférico al fondo de la red para poner el 0-1 en el marcador.

Foto: Osasuna.es

El gol dejó tocado al Athletic Club, que ya no logró poner en apuros a Sergio Herrera hasta que el colegiado señaló el descanso. Los de Arrasate se encontraron nás cómodos, y en el 44 un buen centro de Nacho Vidal no encontró rematador. Con el 0-1 en el marcador se llegó al descanso en San Mamés.

Los bilbaínos recobraron fuerzas tras el tiempo de asueto y Osasuna sufrió para mantener la ventaja en los primeros minutos. Los de Gaizka Garitano explotaron la potencia de sus carriles para bombardear el área rojilla con centros peligrosos que la defensa rojilla estuvo muy atenta para despejar. Ese, y el balón parado, fueron los grandes peligros del Athletic. Una falta al borde del área lanzada por Vencedor, acabó estrellándose en el larguero tras tocar en la barrera rojilla. Fue la acción más clara para los rojiblancos hasta ese momento.

En el tramo final, el Athletic se volcó al ataque frente a un equipo navarro peleón, solidario, trabajador e incansable. Williams tuvo en su cabeza el empate, pero su cabezazo fue repelido por S. Herrera sin problemas. Capa estuvo cerca de lograr la igualada, pero su disparo desde dentro del área se estrelló en un S. Herrera imperial que desvió la pelota a saque de esquina.

En la última acción del encuentro, Aduriz remató con acierto un buen centro desde el costado izquierdo, pero el balón se estrelló en la base del palo y salió repelido. Ese cabezazo fue el último intento de un Athletic que vio cómo Osasuna se llevaba los tres puntos de San Mamés. De esta manera, los rojillos suman una grandísima victoria que les sirve para situarse con 31 puntos en la undécima posición, a once puntos de ventaja de los puestos de descenso, a falta de que termine la jornada.

TV

Publicidad

Nuestras empresas navarras de confianza

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.