Exhibir una navaja en estado de embriaguez en un discoteca vasca o aledaños será multado con 4.000 euros

Exhibir una navaja reglamentada (cuya hoja no exceda de 11 centímetros) en estado de embriaguez en un discoteca vasca o aledaños será multado con 4.000 euros, o incluso más, en atención a la repercusión que tuviera su conducta sobre la seguridad ciudadana.

Esta es una de las nuevas sanciones que han acordado este jueves el Grupo de Trabajo integrado por el Gobierno Vasco, Eudel, y los municipios de más de 50.000 habitantes, que han acordado endurecer la cuantía de las multas cuando se tramiten denuncias por posesión de armas blancas dentro de la horquilla que permite la Ley de Seguridad Ciudadana.

De esta forma, con las nuevas cuantías, si a una persona se le ocupa una navaja reglamentada en una discoteca o aledaños, serán 2.000 euros de multa. Si además se encuentra bajo la influencia del alcohol, ascenderá a 3.000 euros, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

A partir de ahora, portar arma prohibida según la normativa conllevará una sanción que pasará de los 900 a los 1.500 euros. En el caso de portar un arma reglamentada, pero lugar o situación no permitida, la sanción pasará de 602 a 1.000 euros.

Si se trata de establecimientos públicos, de ocio o espacios con gran número de concurrentes (botellones, calles muy transitadas, zonas de bares, etc.) se incrementará la multa un 100%.

Si el infractor se encuentra bajo la influencia de las bebidas alcohólicas o de las drogas, está en estado violento, exhibe el arma o amenaza con ella, o la utiliza de modo negligente, se incrementará la multa un 100%.

MENORES DE EDAD

Según ha recordado el Departamento de Seguridad, los menores de edad no pueden portar armas blancas. Su uso pasará a considerarse infracción grave y la sanción pasará de los entre 100 y 600 euros actuales, a los entre 300 y 600 euros. Para concretarla dentro de esos márgenes, se podría atender a la edad y a las circunstancias expuestas en apartado anteriores.

El Grupo de Trabajo integrado por el Gobierno Vasco, Eudel, y los municipios de más de 50.000 habitantes ha mantenido, esta mañana en la sede central de la Ertzaintza de Erandio, una reunión para analizar los últimos datos de decomisos de armas blancas y objetos peligrosos por parte de la Ertzaintza y las policías locales de Euskadi.

Según los datos provisionales, el pasado año la Ertzaintza interpuso 440 denuncias por portar armas blancas en situaciones no permitidas. Esta cifra, unida a la de las policías locales (528 denuncias), hace un total de 968 de denuncias en Euskadi, un 19% más que en 2019, último año comparable previo al Covid-19.

Ante estos datos, este órgano de trabajo interinstitucional ha acordado endurecer la cuantía de las sanciones cuando se tramiten estas denuncias dentro de la horquilla que permite la Ley de Seguridad Ciudadana.

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN