CEN, Cámara de Comercio y Adefan proponen un modelo fiscal que favorezca la atracción empresarial y la competitividad

La Confederación Empresarial Navarra (CEN), la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Navarra y la Asociación para el desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (Adefan) han presentado el informe \'Mejora en la competitividad fiscal de Navarra análisis: comparado en materia tributaria y retos a futuro\', una propuesta conjunta de medidas fiscales centradas en el crecimiento, el desarrollo económico y la atracción de inversión y empresas a Navarra.

Concretamente, el informe, elaborado por expertos de Cuatrecasas, incluye el análisis comparado entre la normativa fiscal de Navarra, la del territorio común y la del País Vasco en materia del Impuesto de Sociedades, del IRPF, del Impuesto sobre el Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, "centrándose en aquellos aspectos mejorables para favorecer el crecimiento económico y convertir a Navarra en una comunidad atractiva, aprovechando la autonomía tributaria de la Comunidad foral". Además, contiene una batería de propuestas fiscales "concretas" y un apartado específico para impulsar otros sectores emergentes.

El presidente de CEN, Juan Miguel Sucunza, ha explicado, junto con el presidente de Cámara Navarra, Javier Taberna, y el presidente de Adefan, Francisco Esparza, que el objetivo de la iniciativa es "demostrar" a los políticos "que se pueden hacer muchas más cosas". "Y como ahora va a haber elecciones, mandar un mensaje de qué recomendaciones podemos hacer para que Navarra, con esa autonomía fiscal que tiene, pueda ser más competitiva, atraiga más inversión y cree más empleo", ha añadido.

Por su parte, Taberna ha explicado que las medidas propuestas no consisten en "bajar ni subir impuestos", sino en construir un sistema fiscal "moderno", que sea "atractivo" para la atracción de inversiones, empresas, talento, ahorro, etc. "Estamos preocupados de la deriva que está teniendo hoy Navarra, que no está aprovechando al máximo su autonomía fiscal", ha señalado, tras apostar por un sistema fiscal "eficiente y riguroso".

En la misma línea se ha mostrado Esparza, que ha remarcado que "no hemos venido a pedir una rebaja impuestos en ningún momento", sino que reclaman "una buena política fiscal que permita un presupuesto lo más amplio posible, que permita mantener a Navarra en ese rango de una comunidad envidiable y en la que se vive bien, que sea atractiva para las empresas, que sea atractiva para el talento". "Y todo eso está en la serie de propuestas e ideas que ponemos, que lo que tienen que hacer es recaudar más, pero de otra manera", ha indicado, tras subrayar que "queremos volver a que Navarra tenga ese atractivo para el talento para las empresas y para las personas".

PROPUESTAS FISCALES

A efectos del Impuesto de Sociedades, entre otras medidas se propone modificar el tipo impositivo general del 28% al 24% equiparándolo con los TTHH (Territorios Históricos). Dado que Navarra "tiene el tipo nominal más alto" de todos los territorios, se propone modificarlo para no perder competitividad fiscal y "ser un polo de atracción empresarial".

También se plantea eliminar la limitación temporal de la compensación de Bases Imponibles Negativas o, al menos, extenderlo a 30 años, "en línea con los TTHH".

En relación con la tributación mínima, las propuestas se dirigen, por un lado, a "limitar el ámbito subjetivo, restringiendo la aplicación de la tributación mínima a aquellas sociedades con una elevada cifra de negocios", y, por otro, aplicar el tipo de referencia a tributación mínima acordado en el seno de la OCDE, del 15% (frente al 18%) "que es lo que se aplica de más en Territorio Común".

Respecto al Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas, el informe recomienda ajustar los tipos impositivos de la base imponible general, "en sintonía con las comunidades vecinas". Debido a la "elevada presión fiscal", que llega a alcanzar el 52% en el tramo más alto de la escala, con esta medida se busca "fomentar el arraigo de los trabajadores más cualificados con mayores ingresos".

A efectos del Impuesto del Patrimonio, se propone el bloqueo de renta/ patrimonio o escudo fiscal. Así, se recomienda reducir los umbrales del límite conjunto IRPF-IP, por ejemplo, al 60% de las bases imponibles del IRPF (actualmente 65%) y la cuota mínima de Impuesto de Patrimonio al 20% (actualmente el 45% en Navarra).

Sobre el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, se recomienda reducir los tipos impositivos aplicables a las tarifas progresivas, tanto en sucesiones como en donaciones, a los ascendientes y descendientes, equiparándolos a los del cónyuge.

Por último, y con el objetivo de "atraer y fidelizar el talento", el informe aconseja una serie de medidas, entre las que se hace referencia al régimen especial de impatriados y ley de Startups. De esta forma, se apuesta por ampliar el ámbito subjetivo, entre otros, a los nómadas digitales, con la finalidad de que "un mayor número de contribuyentes pueda acogerse al régimen fiscal especial"; y eliminar la limitación de los desplazamientos a filiales extranjeras. Igualmente, se recomienza incorporar medidas que reduzcan o eliminen la tributación de los rendimientos que deriven de una actividad desarrollada con anterioridad a la fecha de desplazamiento a Navarra.

A efectos de incentivos relacionados con el emprendimiento, se apuesta por la incorporación de nuevas medidas que favorezcan a los trabajadores en empresas emprendedoras en caso de entrega de acciones -exenciones, así como reglas de imputación y de valoración especiales- y a los inversores de dichas empresas -exención de la ganancia en la transmisión-.

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN