Últimas noticias

Pamplona conmemora la colocación de la primera piedra del Segundo Ensanche

Maya ha afirmado que la colocación de la primera piedra del Segundo Ensanche fue “un momento absolutamente clave para la ciudad de Pamplona”. “Se estaba conformando lo que es el centro, junto con el caso antiguo, del corazón de la ciudad de Pamplona y, seguramente, de Navarra. Un área de una gran actividad económica, social, cultural”, ha resaltado

El Ayuntamiento de Pamplona ha celebrado este domingo, 29 de noviembre, un acto de conmemoración de la colocación de la primera piedra del Segundo Ensanche de la ciudad.

El acto ha tenido lugar a las 12.15 en la calle Juan Labrit, el mismo lugar en el que el 29 de noviembre de 1920 se celebró un acto solemne para la colocación de la primera piedra del Segundo Ensanche.

Allí, se colocó la tradicional urna con un pergamino con el acta de la ceremonia, los periódicos del día, el plano del Ensanche con la firma del arquitecto Serapio Esparza y un puñado de monedas de curso legal. En este lugar se ha colocado una placa que recuerda la fecha de este acontecimiento.

Han participado en la conmemoración el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, junto con Ana Elizalde, Maite Esporrín y Javier Leoz, en representación de los grupos municipales de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai, respectivamente. También han estado presentes representantes de la Asociación de comerciantes del Casco Antiguo, la Asociación de Comerciantes del I y II Ensanche, así como Joaquín Esparza y Blanca Esparza, nietos de Serapio Esparza.

En su intervención, Enrique Maya ha señalado que, debido a la “situación tan dura de la pandemia” el centenario del Segundo Ensanche se ha tenido que celebrar “de una manera más contenida” a como se hizo en 1920.

Maya ha afirmado que la colocación de la primera piedra del Segundo Ensanche fue “un momento absolutamente clave para la ciudad de Pamplona”. “Se estaba conformando lo que es el centro, junto con el caso antiguo, del corazón de la ciudad de Pamplona y, seguramente, de Navarra. Un área de una gran actividad económica, social, cultural”, ha resaltado.

“Más allá del debate que seguramente se tuvo sobre si había o no que derribar las murallas -para la construcción del Ensanche-, yo diría que la decisión se hizo bien”, ha manifestado el alcalde, que ha destacado que fue “una decisión difícil” que “llevó aparejada la obra maestra que es el Ensanche de la ciudad”.

El diseño del Segundo Ensanche fue obra de Serapio Esparza (Pamplona, 1880), arquitecto municipal que había sustituido a Julián Arteaga. Lo dibujó siguiendo el modelo del Ensanche de Barcelona sobre un espacio de 890.000 m2 repartidos en 96 manzanas. Quedó configurado como un tablero de ajedrez, atravesado por una vía diagonal, la avenida de la Baja Navarra, para agilizar las comunicaciones.

Previamente, a partir de 1888, había comenzado la expansión urbana, con la construcción del Primer Ensanche. Una expansión que pudo continuar a partir de 1915 cuando se iniciaron los trabajos para derruir parte del perímetro amurallado de Pamplona y permitir la construcción del Segundo Ensanche. Desaparecieron los frentes del Sur, el del Labrit y el de San Nicolás.

Para unir el nuevo desarrollo a la ciudad antigua fue necesario abrir la plaza del Castillo desplazando el Teatro Gayarre, entonces llamado Principal, para que de ahí partiera la avenida de Carlos III, arteria principal del proyecto. Posteriormente, fueron tomando forma las nuevas calles y edificándose las manzanas de casas. Se cambió de ubicación la Plaza de Toros y años más tarde se derribó el Teatro Gayarre para trasladarlo a Carlos III. No fue hasta 1960, cuarenta años después, cuando quedó completado el Segundo Ensanche.

Contra la pandemia: Compromiso

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.