Últimas noticias

Pamplona continuará con el proyecto de modificación estructurante del Plan Municipal en Milagrosa Sur que permitirá usos de oficinas y terciarios, además del comercial

Un informe técnico municipal destaca la lentitud e incertidumbre para incluir un cambio añadiendo el uso residencial

Gerencia de Urbanismo va a continuar con la tramitación del proyecto de modificación estructurante del Plan Municipal de Pamplona en el Sector S-2 de la unidad integrada XIX (Milagrosa) ARS-4 y que incorporó el uso global de oficinas y terciario, como alternativa al comercial ya permitido. Además, se eliminó la obligación de tramitar un plan de conjunto con Galar. En la sesión de hoy se ha explicado un informe técnico municipal que destaca sobre el procedimiento para incluir en el ámbito de Milagrosa Sur el uso residencial la “lentitud que se intuye en el proceso que pueda iniciarse” y “que existen suficientes condicionantes como para aventurar ahora una conclusión definitiva”.

El ámbito de la modificación tiene una superficie real de 59.463 m2 y viene delimitado por la margen izquierda del río Sadar, en la prolongación de la calle Sadar hasta su conexión con la PA-31 (avenida de Navarra), con la avenida de Zaragoza y con la linde del término municipal de Pamplona y Galar. La necesidad de esta modificación estructurante tiene que ver con el decaimiento del PSIS de la Meseta de Cordovilla, anulado por sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, confirmada por el Tribunal Supremo. Ese plan sirvió de base para la redacción y aprobación del Plan Parcial (y su posterior modificación), del Proyecto de Reparcelación (y su posterior modificación) y del Proyecto de Urbanización que han permitido al Ayuntamiento de Pamplona urbanizar en los últimos años una gran parte del ámbito. La anulación del PSIS supuso también la posterior nulidad, por sentencia del TSJN, del Plan Parcial y del Proyecto de Reparcelación, debido a la falta de cobertura jerárquica de los mismos al haberse anulado el PSIS. Como consecuencia de todo ello, para poder desarrollar el ámbito, es necesario que el planeamiento en vigor sea adaptado a las actuales circunstancias.

Las dificultades para incluir viviendas en Milagrosa Sur

El informe elaborado por personal técnico de Gerencia de Urbanismo señala “que no se vislumbran aspectos que hagan inviable la trasformación del sector S2 en un lugar residencial, pero debe advertirse sobre la lentitud que se intuye en el proceso que pueda iniciarse, no tanto en la fase de Modificación del Plan Municipal como en las fases posteriores, tanto en la de redacción y tramitación del Plan Parcial como en la fase de gestión”. Apunta a que “podría comportar una alteración total de los derechos urbanísticos y de las cargas de urbanización que llegaron a estar aprobados” y la prudencia “aconsejaría iniciar un nuevo proceso de participación ciudadana”.

Por último, apunta aspectos que podrían dificultar la transformación del sector S2 en un ámbito de marcada componente residencial con viviendas: el ruido viario, la proximidad de la gasolinera y del Centro de Atención de Animales, las nuevas necesidades de equipamientos educativos y sanitarios, la idoneidad de la urbanización realizada para la acoger los servicios que necesitan las viviendas, los aparcamientos públicos o la viabilidad económica, entre otros.

Oficinas, servicios administrativos o de universidades y otros usos terciarios

Tras lo añadido hace quince días en el proyecto de modificación estructurante del Plan Municipal de Pamplona en Milagrosa Sur, en el ámbito se pueden incluir indistintamente el comercial o los usos de oficinas y terciarios sin limitación (previamente se había establecido un máximo del 25% de oficinas). La incorporación del uso de oficina como uso global permite que en el ámbito puedan instalarse un elenco de usos muy amplio, casi todos los imaginables salvo los usos residencial e industrial. De esta manera, esa parte de Pamplona puede llegar a ser un ámbito de emplazamiento genérico de usos comerciales, terciarios y de equipo público y privado. De este modo, el Plan Parcial ha expuesto propuestas para destinar 9.000 m2 a residencia comunitaria y 5.000 m2 a oficinas de los usos que anteriormente eran comerciales.

Sobre el uso comercial, el informe municipal aboga por una “reflexión de la conveniencia de mantener, o no, esos espacios destinados a usos comerciales de mediano tamaño”, teniendo en cuenta que en el proceso de participación de este desarrollo urbanístico se ha planteado “un modelo urbanístico en el que únicamente puedan darse los usos comerciales en las plantas bajas de los edificios residenciales” cuando Pamplona se encuentra en un contexto comarcal y “puede caerse en el riesgo de que algunos de esos establecimientos, que hubiesen podido darse en la proximidad a las viviendas (como es el caso del sector S2) se den en ámbitos industriales netamente periféricos, consiguiéndose un efecto contrario al pretendido”.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.