Últimas noticias

Pamplona ha duplicado en 2020 la potencia instalada en energías renovables

La crisis sanitaria de la COVID-19 no ha frenado el interés de la ciudadanía, que agotó todas las ayudas municipales para instalaciones de autoconsumo

Pamplona está apostando por las renovables, y prueba de ello es que los ciudadanos agotaron el pasado año la partida presupuestaria de 20.000 euros destinada por el Consistorio a fomentar este tipo de instalaciones para autoconsumo. Además, la ciudad ya cuenta con una de las primeras instalaciones de autoconsumo residencial compartido autorizadas en España. A ese esfuerzo de los particulares se suma el impulso propiamente municipal, ya que en 2020 el Consistorio incrementó en un 42% su potencia fotovoltaica instalada, sumando dos nuevas instalaciones, las más grandes implantadas hasta ahora: el edificio de Policía Municipal (Monasterio de Irache, 2), con 75 kW y la estación de autobuses, con 100 kW. La energía producida por el conjunto de instalaciones municipales ha permitido al Consistorio obtubiese una ganancia de en torno a 73.000 euros, si se tienen en cuenta los ingresos por la venta de energía y los ahorros en las instalaciones de autoconsumo.

Aprovechando la celebración del Día Mundial de la eficiencia energética, que se celebra este 5 de marzo, esta mañana el concejal delegado de Proyectos estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso ha presentado un diagnóstico de situación y las líneas de trabajo de la ciudad en un campo, las energías renovables, que entronca directamente con los objetivos de desarrollo sostenible de Pamplona.

La generación de renovables en todo el sistema local (residencial privado, negocios y administraciones) es uno de los vectores de trabajo de ‘Go Green Pamplona’ y la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático de la ciudad que se está desarrollando. Este documento recoge entre sus objetivos la reducción drástica de las emisiones contaminantes de la ciudad. Según el diagnóstico energético realizado por el Consistorio el pasado mes de marzo y actualizado en el desarrollo de esta Estrategia a principio de este año, el sector residencial es, tras el trasporte, el ámbito que más demanda energética realiza y más CO2 emite, con un 20% y un 19% del total respectivamente.

Subvenciones e instalaciones de autoconsumo privado

La primera apuesta municipal para ayudar a este despegue consistirá en incrementar en un 50% la partida económica para apoyar la instalación de renovables de autoconsumo hasta llegar a los 30.000 euros. El Consistorio comenzó a otorgar este tipo de ayuda en 2018 y el pasado año se agotaron por primera vez los 20.000 euros consignados en las subvenciones. Y es que se puede considerar 2020 como el año del despegue de estas instalaciones en el ámbito privado ya que, las primeras instalaciones comenzaron tras 2015, y con la modificación de la normativa, en 2019 se inició el registro oficial de este tipo de plantas de generación (en el que debieron incluirse también las realizadas en los años anteriores).

Las ayudas concedidas por el municipio en tres años para estas instalaciones han sido de 26.541 euros, de los que 19.700 corresponden al pasado año. En torno a esta inversión pública se ha desarrollado una inversión privada en renovables que ha alcanzado los 94.116 euros. A los kW de instalaciones de nueva ejecución se han sumado los 584 kW de potencia instalada de otras instalaciones ya realizadas a partir de 2015. En relación a las bases de concesión de las subvenciones de este año, además de incrementar la cuantía, el Ayuntamiento realizará mejoras el condicionado.

Por otra parte, el Consistorio seguirá apostando por la vía del apoyo a las novedosas instalaciones de autoconsumo residencial compartido en la ciudad. Esta solución consiste en una única instalación de la que se nutren varios contratos de consumidores. La primera ubicada en Pamplona tiene 11 kW de potencia instalada que comparten 8 vecinos en el barrio de la Rochapea.

En estos momentos Pamplona cuenta con una potencia instalada de renovables de autoconsumo de 1.217 kW en un total de 43 instalaciones. El 46,5% de ellas pertenecen a personas físicas (20) y el 16,2 % a personas jurídicas (7). El resto, 16, pertenecen a administraciones (7 al Ayuntamiento de Pamplona y 9 al Gobierno de Navarra). Estos porcentajes cambian sustancialmente si analizamos la potencia Instalada en cada grupo, siendo en este caso, las instalaciones de empresas las titulares del 36% de la potencia instalada (440 kW). De las 43 instalaciones, 33 han sido legalizadas con vertido de energía excedentaria, energía que se puede vender o ser compensada en la factura energética de los usuarios.

Instalaciones municipales: 73.200 € de beneficios

El autoconsumo es la nueva y más eficiente modalidad para gestionar estás instalaciones de energías renovables, pero hasta su definición, la venta de energía en el mercado eléctrico era la modalidad utilizada. En 2020 el Ayuntamiento de Pamplona ha aumentado en un 42% la potencia fotovoltaica instalada su red, pasando de 237 a 411 kW. Esta red comenzó a tomar cuerpo en 2001, incluye 31 instalaciones y mantiene diferentes modalidades de contratación y gestión de la energía generada.

Hay siete instalaciones, entre ellas las realizadas en 2020 en el edificio de Policía Municipal (Monasterio de Irache, 2) y en la estación de autobuses, que han permitido reducir la factura municipal con modalidades de autoconsumo (con y sin vertido de la energía excedente). Las otras 24 instalaciones de la red, más antiguas, hoy únicamente permiten al Consistorio vender energía directamente al mercado eléctrico, con y sin primas. En conjunto, las instalaciones municipales generaron el año pasado 276.000 kWh de energía que han ahorrado al Consistorio 73.200 euros, entre la reducción en los costes de las facturas energéticas de los suministros municipales para instalaciones de autoconsumo (11.700 euros) y la venta de energía (61.500 euros).

Con el objetivo de optimizar el rendimiento económico de estas instalaciones, y dado que desde 2011 ya no existen primas, estas instalaciones han comenzado a ser modificadas para pasar de vender energía a precio de mercado a autoconsumirla; generando en estas instalaciones el ahorro correspondiente al pago de este precio de mercado (valor de la energía eléctrica en el mercado) más los peajes definidos por el regulador del sistema eléctrico y el porcentaje correspondiente a los impuestos como el Impuesto Eléctrico (5%) y el IVA (21%) que debe añadirse a esos importes. Esto supone que las instalaciones modificadas generaran un beneficio económico de más del doble que en la modalidad de venta de energía al mercado.

Pamplona, 5 de marzo de 2021

logopositivo

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.