Últimas noticias

Pamplona habilita el albergue del chalet Iraizoz y la residencia María Auxiliadora como espacios de acogida temporal para familias con dificultades

CaixaBank, a través de Obra Social y Fundación, ha donado al Consistorio 30.000 euros para reforzar los servicios sociales ante la crisis sanitaria

Pamplona-Iruña, 2 de abril de 2020

El Ayuntamiento de Pamplona ha habilitado el albergue de peregrinos Casa Paderborn, ubicado en el chalet Iraizoz, y la residencia de estudiantes del antiguo convento de María Auxiliadora en el barrio de la Txantrea como Centros de Acogida Provisional para personas en situación de emergencia social.

El Gobierno de Navarra ha autorizado esta reconversión de plazas dentro de la estrategia de lucha contra la propagación del coronavirus Covid-19. En total, se prevé disponer de cuarenta plazas entre ambos espacios municipales, dirigidos preferentemente a familias con menores a su cargo. 

El chalet Iraizoz, que hasta ahora servía de albergue turístico para peregrinos, había suspendido su actividad habitual siguiendo las recomendaciones decretadas por el Estado de Alarma, que desde mediados de mes limita la movilidad en el territorio nacional. Es por ello que el Ayuntamiento ha realizado un cambio de uso por necesidades de fuerza mayor ante la falta de vivienda y otra alternativa de alojamiento para determinados colectivos en la Comunidad foral. Sus ocho plazas darán alojamiento a familias, con o sin menores, que en estos momentos carezcan de vivienda y no puedan acceder a una en alquiler ni a recursos hoteleros.

En grueso de las plazas ofertadas, no obstante, se concentrarán en la residencia de estudiantes de María Auxiliadora, en la Txantrea. En total, este espacio dispone de una decena de habitaciones, que se destinarán prioritariamente a hogares monomarentales. Las familias se distribuirán en las distintas habitaciones en función del número de menores en cada unidad familiar. Este recurso permitirá acoger, en total, a un máximo de 11 adultos y 22 menores. Esta residencia de estudiantes no estaba en funcionamiento en estos momentos, por lo que no ha sido necesario solicitar un cambio de uso. La orden religiosa propietaria cedió el edificio al Ayuntamiento y, si bien las instalaciones fueron acondicionadas por el Consistorio, esta parte del edificio no había tenido uso. No así el resto del inmueble, donde actualmente se encuentran ubicados el centro comunitario y la unidad de barrio. 

Tanto el albergue como la residencia contarán con un equipo socioeducativo, que dará acompañamiento a las familias que se hospeden en ellos para ayudarles a afrontar esta nueva situación, y promover sus propias habilidades y competencias. 

Donaciones solidarias

Precisamente para la adaptación de ambos espacios y su reconversión en Centros de Acogida Provisional para familias en situación de emergencia social, CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación la Caixa, ha donado al Ayuntamiento de Pamplona un total de 10.000 euros. Esta cantidad que se suma, además, a otros 20.000 euros que el Consistorio ha recibido recientemente de la Obra Social la Caixa en virtud de un acuerdo suscrito entre ambas entidades para impulsar acciones y proyectos de carácter social para plantar cara a la crisis sanitaria y, fundamentalmente, para facilitar el alojamiento de las personas sin hogar. En concreto, esa ayuda se ha destinado a acondicionar el albergue Jesús y María, como alojamiento provisional para personas de alta exclusión. En total, CaixaBank ha financiado con 30.000 euros distintas iniciativas municipales encaminadas a fortalecer y adaptar los servicios sociales en esta situación.

Son varias las entidades y empresas que están colaborando en estos momentos con el Ayuntamiento para plantar cara a la pandemia. Así, por ejemplo, las literas que se han instalado en la residencia María Auxiliadora en su nuevo papel de centro de acogida han sido cedidas por el Campus de Verano del futbolista navarro Javi Martínez, jugador del Bayern de Munich. Esta iniciativa deportiva ofreció su equipamiento en las redes sociales a entidades públicas que lo necesitaran ante la emergencia sanitaria suscitada. El Gobierno de Navarra mostró interés en el ofrecimiento, que incluía infraestructuras para albergar a 180 personas, con 90 literas, 180 colchones y 15 tiendas de campaña. Ahora, parte de ese material cedido se ha instalado en María Auxiliadora para acoger familias monomarentales. 

Más recursos municipales

Las cuarenta nuevas plazas generadas en la residencia María Auxiliadora y el albergue Casa Paderborn se suman a las alternativas de vivienda temporal anunciadas la semana pasada por el Consistorio en varias pensiones de Pamplona, para acoger a familias y personas con distinta casuística, pero con el denominador común de tener dificultades para el acceso a una vivienda, dificultades agravadas por la crisis sanitaria actual. En concreto, el Ayuntamiento ha puesto a disposición de estas personas habitaciones en las pensiones Leyre y Eslava, así como en los apartamentos Olga. Estos recursos permitirán acoger a 22 personas de unidades familiares compuestas fundamentalmente por familias monoparentales y menores. En todos los casos, serán los profesionales de las unidades de barrio los que determinen quiénes pueden acceder a los distintos recursos y cuáles se ajustan mejor a su situación familiar.

Además, se han reforzado los servicios municipales dirigidos a las personas sin hogar, puesto que en el Estado de Alarma actual no pueden permanecer en las calles. Así, el albergue municipal Jesús y María, ubicado en la calle Compañía del Casco Antiguo, ha pasado a acoger a personas sin hogar. Con una capacidad para 40 personas, el equipo de limpieza de las Escuelas Infantiles municipales se hace cargo de esta labor, toda vez que las escuelas permanecen cerradas desde mediados del mes de marzo, en aplicación del Estado de Alarma. 

Este albergue, además, acaba de recibir una donación de material por parte de la empresa Smurfit Kappa. En concreto, esta empresa dedicada a la fabricación de embalajes de cartón y papel, ha comenzado a proveer al centro de biombos de cartón para usarlos como separadores entre camas, una medida más de prevención para evitar contagios y la propagación del coronavirus Covid-19. Este recurso será de gran utilidad cuando aumente el número de usuarios, ya que servirá para compartimentar espacios y proteger a los residentes ante posibles contagios. Además, la empresa ha informado al Consistorio de que podrá suministrar cuantos biombos necesite para poder ofrecer un servicio de atención adecuado. 

Entre las distintas donaciones recibidas por empresas y entidades de todo tipo para mitigar los efectos de esta crisis sanitaria, el Club Rotario de Pamplona ha hecho entrega al Ayuntamiento de 200 pantallas de metacrilato. Este material se destinará a las trabajadoras de Equipo Municipal de Atención a Domicilio (EMAD), como medida de protección ante un posible contagio, dado el trabajo que realizan, en estrecho contacto con los usuarios del Servicio de Atención Domiciliaria. 

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.