Últimas noticias

Pamplona presenta la reurbanización de las calles Manuel de Falla, Río Urrobi y Río Irati, en La Milagrosa

El objetivo del proyecto, que tiene una inversión municipal de 3,2 millones de euros, es revitalizar el barrio y favorecer nuevos modos de movilidad

Pamplona-Iruña, 4 de marzo de 2020

El Ayuntamiento de Pamplona ha presentado el proyecto de reurbanización de las calles Manuel de Falla, Río Urrobi y Río Irati en la Milagrosa que dará protagonismo a peatones, ciclistas y al tráfico exclusivo de residentes, evitando la circulación de paso hacia otras zonas del barrio o de quienes buscan aparcamiento. La propuesta dota al barrio de una nueva estructura donde son protagonistas las personas que caminan y los espacios libres de coches que se convertirán en lugares en los que los vecinos puedan disfrutar y encontrarse.

El diseño incluye la creación de cuatro nuevas plazas en un sector que carece de zonas de estancia y esparcimiento, la ampliación del espacio para quienes van andando, la colocación de arbolado y mobiliario urbano y, en general, el desarrollo de una imagen más amable de la ciudad con nuevos espacios verdes. La ordenación del tráfico y los nuevos sentidos de circulación impedirán que los vehículos atraviesen esta parte del barrio de ‘atajo’ tal y como ocurre actualmente. Desaparecerá este tráfico cruzado y se crearán circuitos cerrados que no comuniquen zonas.

Reunión esta tarde para presentarlo a los vecinos

Todos los detalles han sido ofrecidos en rueda de prensa por el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, y el director del Área de Proyectos y Obras, Movilidad y Sostenibilidad, Alejandro Astibia. Han explicado que el proyecto, presentado en la sesión de esta mañana del Consejo de Gerencia de Urbanismo, también será dado a conocer hoy por la tarde a los vecinos en un encuentro, que tendrá lugar a las 18.30 horas en la Ikastola Hegoalde, en el que participarán, además, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el equipo redactor del proyecto.

El presupuesto de las obras alcanza 3,2 millones de euros (IVA incluido). El plazo de ejecución se estima que sea entre 2020 y 2022. La fase 1 incluiría los trabajos en la calle Río Irati, plaza sur y aparcamiento para vecinos. La segunda llegaría a Río Urrobi, plaza central y parte de Manuel de Falla. Finalmente, se acometería el resto de Manuel de Falla, plaza norte y plaza norte-central.

Un nuevo aparcamiento de 236 plazas

De esta forma, se transformarán estas calles en ejes que vertebrarán un nuevo barrio de la Milagrosa con una gran zona central peatonal. El objetivo es desplazar el tráfico de paso a las calles limítrofes del entorno de la actuación y crear un aparcamiento para residentes con 236 plazas ubicado en la calle Blas de la Serna con Fernando Remacha que vendría a paliar la eliminación de las plazas de aparcamiento con el nuevo desarrollo.

El proyecto propone la peatonalización total de los tramos de calle en los que actualmente no existe ningún uso que precise el acceso habitual de coches, dando al resto de las calles un diseño y uso predominantemente peatonal pero permitiendo el paso de vehículos de forma esporádica donde sea necesario. Ese carácter de prioridad peatonal convivirá con el uso de la bicicleta, que encontrará un diseño urbano para circular de manera ordenada y que conectará con otros tramos hasta llegar a los recorridos metropolitanos perimetrales, por ejemplo, hacia Abejeras o las universidades.

Se ha evitado un trazado de vía ciclista claramente diferenciado que pueda indicar a los ciclistas una falsa sensación de prioridad. Su espacio se indicará mediante chapas en el suelo en espacios peatonales y en los dos tramos con tráfico rodado, en sentido Norte-Sur, las bicicletas circularán por el espacio previsto para coches y en el sentido Sur-Norte por una franja de 1,20 metros destinada para ellas. Este carácter peatonal se plasmará en calles con aceras y calzadas a la misma altura.

Árboles y bancos y nueva iluminación para que sean espacios atractivos para los vecinos

El proyecto creará dos ejes como calles residenciales. Uno Norte-Sur que unirá la plaza Felisa Munárriz con el nuevo desarrollo de Arrosadía por las calles Manuel de Falla y Río Irati y otro Este-Oeste de la avenida de Zaragoza hasta el parque Ilargi Enea a través de Río Urrobi y Manuel de Falla. Esos ejes no implicarán que los vehículos puedan transitar por ellos desde un extremo al otro, ya que se irán encontrando con cambios de sentido de circulación que se lo impedirá.

Como tónica general del nuevo desarrollo para que resulte más atractivo para los vecinos, aumentará la colocación de alcorques con árboles y de bancos, y se dotará el espacio de nueva iluminación. A pesar de que el arbolado irá en una posición bastante centrada lo que permitiría que tenga gran porte, se optará por tamaños medios de hoja caduca para no interferir con las fachadas y que llegue luz en invierno. Se colocarán vallas perimetrales para protegerlos. En donde sea necesario se colocará riego por goteo.

La circulación quedará prohibida, por ejemplo, en la futura plaza central en la confluencia de las calles Manuel de Falla, Río Araxes, Río Urrobi y Río Irati, salvo algún recorrido perimetral, y por el tramo norte de Río Irati y la denominada plaza sur en la calle Río Urederra. En donde esté permitido el paso de vehículos se dispondrán plazas de aparcamiento para movilidad reducida y zonas de carga y descarga. En total, quedarán 2 plazas para personas con movilidad reducida y 6 de carga y descarga y 24 en línea en la calle Manuel de Falla. Actualmente, hay 109 plazas para aparcar en batería (2 para movilidad reducida), 90 en línea (9 de carga y descarga) y 9 para motocicletas.

4 plazas en distintas zonas del nuevo desarrollo 

Con la nueva actuación se crearán 4 plazas. La plaza central en la confluencia de las calles Río Urrobi, travesía Río Urrobi, Río Araxes y Manuel de Falla. De carácter peatonal, ofrecerá opción de pasos perimetrales de vehículos bordeando la esquina de Río Urrobi y travesía Río Urrobi y en la conexión de los dos tramos de la calle Manuel de Falla. El espacio ciclista planteado en las calles Río Irati y Manuel de Falla se integrará también en el diseño de la plaza. El pavimento se ejecutará con losas de hormigón de color marfil combinadas con franjas de otros tonos. En el perímetro se plantarán 4 árboles de gran porte y colorido otoñal y se colocarán 3 grandes parterres triangulares con arbustos, que se completarán con una jardinera junto a Río Urrobi. En la esquina noreste, soleada y sin tráfico, se creará una zona de estancia con bancos y mesas rodeada de árboles. También se colocarán bancos en otras partes de la plaza.

La plaza norte se ubicará junto a la Parroquia de San Fermín, replicando la característica forma triangular del edificio en el pavimento con losas de hormigón en diferentes colores. El desnivel se salva con parte de la escalera existente que en la esquina oeste contará con unos planos recubiertos de plantas tapizantes. En la conexión de la parroquia con la avenida Zaragoza se crearán espacios de estancia con bancos y con el arbolado existente, que se unirán a otras dos zonas de encuentro también con bancos. Están previstos aparcabicis.

Al suroeste de la confluencia de la calle Guelbenzu con Manuel de Falla existe un espacio con elementos de gimnasia para adultos y bancos que será rediseñado como una ampliación de la calle Manuel de Falla y que se alargará hasta el norte de Julián Gayarre. Los árboles actuales se completarán con otros 4 en alcorques que incluirán plantas y arbustos. En total, se crearán, en esta plaza centro-norte, zonas de estancias con bancos, mesas y una mesa de ping pong. En este caso, el suelo será de color ceniza combinado con franjas en marfil.

Por último, la plaza sur estará al noroeste de la confluencia de las calles Río Urederra y Río Irati, es un espacio ocupado actualmente por aparcamientos en batería. Se ampliará la calle Río Irati con nuevos elementos como un parterre con árboles y arbustos, una zona central de estancia con pavimento diferenciado y varios grupos de bancos. Todas las plazas contarán con nueva iluminación colocada sobre columnas dobles de 6 y 8 metros de altura.

Estructura desordenada en una orografía complicada

Esta parte de la ciudad se caracteriza por una estructura urbana desordenada, derivada de su construcción en los años 60 sobre una orografía complicada. Los edificios, en su mayoría de planta baja y cuatro plantas elevadas, se organizan en manzanas irregulares, sin sótanos ni aparcamiento privado. Una gran parte de las plantas bajas de los edificios carecen de uso o se utilizan como almacén o garaje y proliferan los locales de ocio de jóvenes y sedes de sociedades gastronómicas. El diseño urbano es definido en el proyecto como ‘poco amable’, lo que afecta especialmente a colectivos de niños y personas mayores ya que agrava su soledad.

El sistema viario actual está formado por calles de unos 15 metros de anchura con aceras estrechas a ambos lados elevadas sobre las calzadas. En las zonas laterales se sitúan los aparcamientos, generalmente en línea en uno de los lados y en batería en el otro. Son vías con exceso de tráfico rodado, poco espacio para el peatón y falta de infraestructura ciclista. Todo ello conlleva en muchos casos niveles de ruido elevados.

El proyecto presentado hoy ha tenido en cuenta el Plan Especial de Actuación Urbana de la Milagrosa que está en fase de elaboración. Ha sido redactado por CIMA Ingenieros SLU y SUMA Urban Sustainability Consultants SLP. Paralelamente, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona está trabajando junto a CIMA Ingenieros SLU la redacción del proyecto de renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento del mismo ámbito.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.