Últimas noticias

Pautas a la hora de contratar un seguro

En la actualidad en la mayoría de hogares españoles existen varias pólizas de seguros contratadas, ya que hay necesidades de cubrir diferentes riesgos y primamos la seguridad, protegiéndonos de cualquier imprevisto.

Somos muchos los que vivimos en una vivienda que queremos que esté asegurada, o tenemos un coche o moto que debe estar asegurado de forma obligatoria por la normativa de tráfico, o creemos que puede ser interesante contratar un seguro de vida o de accidentes, dentales, de sepelio o alguno de los diferentes seguros existentes en el mercado.

Pero que pautas debemos tener presentes a la hora de contratar un seguro y si nos da un problema cómo podemos solucionarlo.

Pautas a la hora de contratar un seguro.

Cuando tenemos que contratar un seguro debemos tener presentes una serie de factores que nos ayudarán a que acertemos de pleno con la decisión, reduciendo costes y negociando condiciones.

Además, estas pautas también pueden ser aplicadas a la renovación del seguro, ya que si no cambiamos de aseguradora o renegociamos las condiciones que tenemos, siempre nos estarán dando unas condiciones obsoletas y seguro más desfavorables que las que tienen en el mercado.

A partir de este año 2016, si queremos contratar la póliza con otra compañía, con preavisar a tu actual compañía con 1 mes de antelación es suficiente, gracias a la modificación del artículo 22 de la Ley General de Contratos que lo reduce a la mitad de lo que estaba establecido.

Si es en caso contrario, es la aseguradora la que no quiere seguir prorrogando el contrato porque entiende que no somos un cliente rentable o no le interesamos como asegurado, el plazo se sigue manteniendo en 2 meses de preaviso para ellas.

Las principales pautas a seguir son:

  • Estudio de necesidad. Debemos tener presente cuál es la garantía que realmente queremos, qué riesgo queremos asegurar. Para conocer cuál es el tipo de seguro y coberturas que necesitamos bastará con que nos preguntemos sobre los riesgos a que se expone lo asegurado.
  • Utilizar un comparador de seguros. Actualmente en un mundo globalizado donde internet está al alcance de todos, es muy efectivo utilizar los diferentes buscadores y comparadores de seguros que tenemos en el mercado, los cuáles nos analizan un desglose detallado de las principales características que tendría cada póliza de cada compañía.
  • Acudir a un corredor de seguros. Es una opción muy buena. Si eres más tradicional y quieres hacer las gestiones en una oficina física, puedes acudir al corredor para que valore tu situación y te indique aquel seguro con las coberturas que mejor se adapten a tus necesidades. Suelen ser efectivos porque trabajan con casi todas las aseguradoras, a diferencia de los agentes, que suelen trabajar con una o como mucho con dos aseguradoras ofreciendo únicamente sus productos.
  • Contratar a través de un agente de seguros. También es una opción ideal si tienes un agente de seguros de confianza. Como he indicado antes también se puede acudir a un agente, pero es menos efectivo que el corredor.
  • Acudir a una oficina de la propia aseguradora o llamar directamente a la aseguradora. También podemos hacer nosotros de corredores de seguros e ir comparando las diferentes ofertas que existen en el mercado. Así ni trampa ni cartón, somos nosotros los que elegimos lo que nos convenga.
  • Valorar la experiencia, bagaje y buen hacer de la aseguradora. Es importante ver qué tipo de aseguradora es. Actualmente han irrumpido algunas aseguradoras nuevas que son muy efectivas y competitivas en calidad/precio, por lo que no debemos guiarnos por los años que lleven trabajando, sino por las coberturas, precio y calidad del servicio en atención al cliente (los tres pilares más importantes). Es importante que la compañía de seguros se haya adscrito a la Guía de Buenas Prácticas propuesta por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), ya que si es así se obligan a brindar una información detallada y concisa de las coberturas que prestan en cada póliza.

Pero en caso de que una vez vigente la póliza del seguro que hayamos contratado, se produce una desavenencia con la aseguradora por la razón que fuere y entendemos que tenemos derecho para reclamarles, debemos ser cautelosos y seguir estos pasos.

Tramitar una queja amistosa ante la aseguradora

El primer paso que debemos dar es tramitar una queja en la oficina de la aseguradora donde hemos contratado la póliza, si lo hemos hecho directamente con una compañía aseguradora, o ante la oficina del mediador o agente de seguros, que son figuras terceras que se dedican a la mediación en la contratación de pólizas, o si por el contrario lo hemos contratado a través de una correduría de seguros, deberemos tramitarla ante su oficina.

Reclamación ante el Servicio de atención al cliente o Defensor del asegurado.

El procedimiento se inicia mediante la presentación de un escrito de reclamación que debe presentarse ante el departamento de atención al cliente de la compañía aseguradora. 

Las entidades aseguradoras están obligadas por la normativa de seguros a poner a disposición de sus usuarios un servicio de atención al cliente, que en algunos casos se focaliza en la figura del defensor del asegurado. Se regula en la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados.

Reclamación ante el Comisionado para la Defensa del Cliente de la Dirección General de Seguros.

La Dirección General de Seguros o el organismo autonómico correspondiente protegen en la vía extrajudicial o administrativamente los derechos de los asegurados y consumidores frente a las reclamaciones no satisfechas por las entidades aseguradoras y corredurías de seguros.

La Orden ECC/2502/2012, de 16 de noviembre, por la que se regula el procedimiento de presentación de reclamaciones ante los servicios de reclamaciones del Banco de España, Comisión Nacional del mercado de valores, y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, regula el procedimiento de presentación de consultas, quejas y reclamaciones ante los servicios de reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, Banco de España y Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Vía Judicial

Si no conseguimos una solución satisfactoria con los anteriores procedimientos extrajudiciales, solo nos quedará interponer una demanda o denuncia en los tribunales ordinarios para poder dilucidar la problemática que tenemos con la aseguradora.

Iñaki Iribarren García
Abogado MICAP 2327

Espero les haya sido útil el artículo. Pronto publicaremos más artículos que pueden ser de su interés relacionados con el derecho del consumidor y derecho bancario.

Si están interesados en más información pueden visitarnos en la página web del bufete, donde podrán conocernos y ver la metodología de trabajo, pudiendo informarse sin compromiso de nuestro servicio de Asesoramiento y Defensa Judicial.

Iñaki Iribarren García                                                                                                         

Abogado MICAP 2327

2 comentarios en Pautas a la hora de contratar un seguro

  1. ¿En qué basan la afirmación de que un agente “puede ser menos efectivo” que un corredor?

    AL escribir hay que saber diferenciar un artículo de opinión, de una información que debería ser real, y contrastada.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.