Últimas noticias

Piden el derribo del Monumento a los Caídos o reconvertirlo en un elemento de ‘Memoria Histórica’

Curso gratuito de formación en Pamplona

El colectivo ZER ha celebrado este fin de semana unas jornadas de reflexión con la intención de abrir el debate sobre el futuro de este Monumento franquista

Pamplona/Iruña, 30 de enero de 2017

Unas jornadas celebradas este fin de semana han concluido con una reflexión en voz alta sobre el futuro del Monumento a los Caídos, de cara a ese proceso de reflexión o concurso internacional que prepara el Ayuntamiento de Pamplona. Entre ellas dos opciones: o bien el derribo del actual monumento o bien reconvertirlo en un elemento que aporte valor para la Memoria Histórica en un proceso de resignificación simbólica del mismo.

El colectivo cultural  “ZER, Dilemas urbanos / Derivas ciudadanas”, con la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona ha organizado unas jornadas en torno al pasado, presente y futuro del Monumento a los Caídos en el Palacio de Condestable durante este fin de semana.

El plato fuerte fue una mesa redonda donde se presentaron las conclusiones del debate, que contó la participación de Francisco Mendiola, Gemma Piérola, Carlos Martínez e Ignazio Ayestarán, y que estuvo moderada por Iñaki Arzoz.

Mendiola, profesor de historia de la UPNA pidió una «renovación integral» del Monumento y que se abra un proceso participativo para convertirlo en una «herramienta de memoria en torno a la guerra civil y la dictadura franquista».

El escrito y filósofo Ignazio Ayestarán defendió por el contrario el derribo y recuerda que las vanguardias «derribaron todo lo anterior para hacer un arte completamente nuevo».

Carlos Martínez consideró que es importante defender la «verdad, justicia y reparación» de las víctimas del franquismo y recordó que el futuro de este edificio pondrá el listón sobre «la salud democrática de la sociedad pamplonesa».

Además, las jornadas incluyeron una visita guiada al Monumento y una charla a cargo de José Ramón Urtasun sobre la evolución urbanística de la ciudad, entre otras.

“Este edificio no hace ciudad, destruye ciudad. Este monumento no une a la ciudadanía, satisface exclusivamente a los golpistas y a sus nostálgicos de la extrema derecha, como lo son los Caballeros Voluntarios de la Cruz”, según afirmaba José Ramón Urtasun.

Otro punto de vista lo aportó el documental “A sus muertos” de Clemente Bernad, que a partir de varias preguntas, pone en evidencia el desconocimiento general respecto al edificio y presentaba una “especie de topografía social” al respecto. En palabras de Clemente Bernad “Hay que tomar decisiones sobre el Monumento. No se puede seguir mas tiempo así. Así que pretendemos que este debate sea resolutivo.”

Además en las jornada se ha ofrecido una visión artística con la intervención “La huella del golpismo” es el título de la intervención que corrió a cargo de Francesc Torres y Emilio Silva, presidente de la Asociación Para la Recuperación de la Memoria Histórica, moderada por Isabel Cadenas.

También la Escuela Navarra de Teatro acogió dentro de estas jornadas un acto de memoria, poesía y música q protagonizado por Paco Ibáñez y Juan Carlos Mestre, coordinados por Emilio Silva.

Desde los organizadores, Iñaki Arzoz ha asegurado que su valoración sobre las jornadas es que han sido «un éxito» y recuerda que fueron 160 asistentes a todas las sesiones (mucha gente se quedó fuera al estar el aforo completo) así como el  concierto-recital de Mestre y Paco Ibañez, en la Escuela Navarra de Teatro registró un lleno total, con 300 personas.

Arzoz recuerda que hubo además un «buen ambiente y un gran nivel en el debate entre los expertos, los colectivos memorialistas y la ciudadanía, en torno a las alternativas del derribo o la resignificación memorialista del Monumento a los Caídos». Para Arzoz «la conclusión inmediata es que el Monumento como símbolo fascista no puede seguir por más tiempo, ni tampoco valen propuestas como la del Museo de la ciudad, que obvian y ocultan el carácter fascista del Monumento.»

Y, por otra parte, la conclusión más importante en palabras de Arzoz es que «el proceso ciudadano para decidir su futuro tiene sus tiempos y que se ha de desarrollar con cuidado y amplitud para buscar la mejor solución».

La asociación ZER asegura que preparará un documento de conclusiones, con los criterios y condiciones que, desde el punto de vista de la memoria histórica, a tenor de lo recogido en las jornadas, ha de tener tanto el proceso como cualquier propuesta de actuación.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.