Últimas noticias

¿Por dónde empezar en el Forex Trading?

El Forex, también conocido como mercado de divisas, consiste en la conversión de una divisa en otra. Actualmente, este es uno de los mercados más activos del mundo, con un volumen diario de operaciones que alcanza los 5 billones de dólares. Debido a esta cantidad de actividad, el Forex se caracteriza por su gran volatilidad, por lo que ofrece grandes oportunidades para maximizar los beneficios, aunque ello también implica un un aumento de los riesgos.

Para comenzar a operar en Forex, es recomendable comprobar previamente cuáles son los mejores brokers Forex: las compañías o agentes dedicados a la intermediación financiera que dan acceso a la negociación en el mercado de divisas.

Consejos para empezar en el Forex

A la hora de empezar en el Forex, una de las primeras cosas que tendremos que hacer será adquirir los conocimientos necesarios sobre los mercados financieros que queramos operar. De este modo, lo primordial será buscar información detallada sobre lo qué es el trading, sobre sus beneficios y sus desventajas. Asimismo, también será fundamental informarse sobre cómo se pueden abrir y cerrar operaciones de trading en las diferentes plataformas.

En este sentido, también será necesario encontrar una plataforma de trading adecuada. Generalmente, estas plataformas te las proporciona el bróker de manera gratuita. Así, aunque en algunos casos es necesario descargar un programa específico para operar en ellas, actualmente, ya se puede emplear muchas de las plataformas desde la web.

Conocer cómo funcionan los brokers

Por ello, también será necesario informarse acerca de los diferentes brókeres, las empresas que hacen de intermediario entre un particular y el mercado. De hecho, para operar en Forex, es obligatorio hacerlo a través de un bróker. En él  se depositará la cuenta, capitalizada con el dinero que se quiera invertir.

Finalmente, otro de los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de operar en trading es la cantidad de dinero que se quiere invertir. En general, esta cifra es muy relativa, ya que en principio se podría abrir una cuenta con únicamente 20 euros.

No obstante, para obtener beneficios con cierta rapidez la inversión deberá ser siempre relativamente elevada, superando por lo menos los 200 euros. En este sentido, la cantidad invertida dependerá de la relación de cada persona con el trading y varía en función de si se quieren obtener a través de él unos ingresos extras o si se pretende hacer del trading una profesión y la principal fuente de ingresos.

De este modo, aunque el trading puede demorar un tiempo en dar beneficios, los resultados de las inversiones realizadas dependerán de la cantidad de dinero invertido. Así, si lo que se desea es obtener un dinero extra, una inversión inicial adecuada no debería ser menor de 2.000 euros, mientras que si lo que se quiere es vivir del trading, se deberá comenzar operando, como mínimo, con unos 5.000 euros.

Además, para operar en Forex también hay otros aspectos que se deben tener en cuenta. Así, por ejemplo, será necesario contar con un SAI o con una batería alternativa para que actúe si se produce un corte eléctrico. Igualmente, también se requerirá un equipo informático potente que permita cargar los gráficos de los mercados que se estén analizando, así como una buena plataforma gráfica de trading que permita interactuar sin obstáculos en los mercados.

Del mismo modo, también será imprescindible contar tanto con un acceso principal a internet como con uno secundario para que, en caso de que exista algún problema con el acceso principal, se puedan cerrar las operaciones exitosamente.

Cómo elegir los mejores bróker Forex

A la hora de elegir un buen bróker Forex deberemos buscar tanto la solidez como la respetabilidad. En este sentido, será fundamental optar por un bróker que cuente con un elevado patrimonio neto, ya que cuanto mayor sea el capital del bróker, mayor será la protección de nuestros fondos. Además, también deberemos comprobar cuál es el fondo de garantía que lo sustenta, puesto que este será el ente responsable de proteger nuestro dinero si el bróker quiebra.

Además, también habrá que tener en cuenta que el bróker esté regulado por una entidad competente como, por ejemplo, la NFA en Estados Unidos, la FSA en Reino Unido o la FINMA en Suiza. Lo mejor será evitar, en todos los casos, los brókeres que están en paraísos fiscales o que se encuentran en un país subdesarrollado, puesto que la normativa de estos lugares puede no ser la adecuada.

Igualmente, también será interesante obtener información sobre los tipos de cuentas que ofrece cada bróker. Por lo general, estas suelen ser de tres tipos. Las cuentas “mini” que exigen un patrimonio mínimo, las “estándar” que contemplan posiciones de mayor tamaño y las “premium” que están orientadas a la apertura de posiciones elevadas.

Finalmente, es muy recomendable probar una cuenta demo gratuita que opere a tiempo real porque permite practicar y aprender el funcionamiento de Forex, al tiempo que se descubren las características y los servicios propios de ese bróker. Gracias a la utilización de una cuenta demo, podrás descubrir el mercado de Forex sin arriesgarte a invertir tu propio patrimonio.

OFERTA en AIRE ACONDICIONADO en Navarra

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.