Últimas noticias

Prueban con éxito el uso de gafas de realidad aumentada para tareas de enfermería en quirófano

Firmantes del artículo. De izq. a dcha.: Guillermo Echeverría Ganuza, Paula Escalada Hernández, Nely Soto Ruiz y Leticia San Martín Rodríguez, con las gafas de realidad aumentada

Este dispositivo tecnológico se experimentó en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) para labores de instrumentación quirúrgica

Investigadoras de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han experimentado con éxito la utilización de gafas de realidad aumentada para apoyar las tareas de instrumentación quirúrgica de enfermería en quirófano, tal como recoge un artículo publicado en la revista científica “Medical Education”. La prueba con esta tecnología se realizó durante una operación desarrollada en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), con cuya Dirección de Cuidados Sanitarios la Facultad de Ciencias de la Salud mantiene una relación de colaboración para el desarrollo de propuestas innovadoras que den respuesta a las necesidades detectadas en la práctica de enfermería.

Las autoras del artículo son Leticia San Martín Rodríguez, Nely Soto Ruiz y Paula Escalada Hernández, integrantes del Grupo de Investigación en Saberes Enfermeros de la UPNA, junto con Guillermo Echeverría Ganuza, graduado en Enfermería por la institución académica. Las investigadoras trabajan con la empresa navarra Industrial Augmented Reality (IAR) para encontrar, en el ámbito de la Enfermería, soluciones innovadoras basadas en la realidad aumentada. Para este proyecto en concreto, fue imprescindible la colaboración del personal del bloque quirúrgico del CHN y, especialmente, de sus jefas de unidad, Diana Marcilla Hernández y Carmen Larumbe Andueza.

La realidad aumentada consiste en combinar imágenes del mundo real con las virtuales proporcionadas por un dispositivo tecnológico para crear así una realidad mixta en tiempo real. A diferencia de la realidad virtual, no sustituye al mundo físico, sino que añade información. En este proyecto, se utilizaron las gafas HoloLens, diseñadas por la empresa Microsoft.

“El aparato permite, a la enfermera o enfermero instrumentista que utiliza las gafas de realidad aumentada, ir viendo en una pantalla virtual información sobre los pasos de la operación quirúrgica que está realizando y cómo se van a ir sucediendo, a la vez que sigue visualizando el instrumental y el campo quirúrgico con total normalidad —explica la investigadora Leticia San Martín—. Las gafas se adaptan perfectamente a las particularidades del contexto quirúrgico, ya que su manejo se realiza mediante gestos con las manos o por órdenes de voz, sin necesidad de tocar ningún dispositivo”.

MIEDO, ESTRÉS Y ANSIEDAD EN QUIRÓFANO

La razón de este proyecto reside en que el quirófano es un lugar de trabajo “altamente exigente, donde se necesita un elevado nivel de formación y conocimientos”, apunta Nely Soto. “Tal como revelan numerosos estudios, los profesionales de Enfermería principiantes y el alumnado de esta titulación muestran miedo, estrés y ansiedad cuando se enfrenta a la práctica clínica en quirófano, especialmente, en labores de instrumentación. Dichas tareas requieren de un cierto nivel de conocimientos de la práctica quirúrgica, de tal forma que la enfermera o el enfermero pueda anticiparse a las necesidades del cirujano”, añade esta investigadora.

Teniendo en cuenta el gran número de procedimientos quirúrgicos existentes en cada especialidad y de instrumentos, resulta “todo un desafío” la incorporación de personal novel de Enfermería y de estudiantes. De ahí la necesidad de experimentar con esta tecnología, que se llevó a cabo con el estudiante de 4.º curso Guillermo Echeverría durante una operación para implantar una prótesis parcial de cadera.

El resultado de esta experiencia ha sido calificado por estas investigadoras como “muy positivo”. “El estudiante de Enfermería realizó el rol de instrumentación con habilidad, anticipando los pasos de la cirugía. Esto fue posible gracias a la información virtual, que pudo gestionar de forma autónoma, sin perder la esterilidad, interactuando con las gafas HoloLens a través de órdenes de voz y gestos. Además, uno de los elementos de mejora identificados después de esta prueba fue la posibilidad de incluir imágenes de vídeo”, concluye la investigadora Paula Escalada.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.