Últimas noticias

Publicada la galardonada nueva novela de Jesús Javier Corpas, “Desayuno para el muerto”

La trama se desarrolla en Sanfermines recientes, e involucra a diversas agencias de espionaje de varios países

Pamplona-Iruña, 4 de marzo de 2019

Como se dice en el argot ‘está calentito’. La novela galardonada con el Premio de Novela Negra Wilkie Collins, el “Desayuno para el muerto” del estellés Jesús Javier Corpas Mauleón ya está disponible en las librerías. Este libro costa de 190 páginas repletas de intriga.

Elegida entre 160 obras de 20 naciones, ha sido publicada por MAR editores, con portada de Collgraphic Shutterstock, y un precio de 16,95€.

La trama se desarrolla en Sanfermines recientes, e involucra a diversas agencias de espionaje de varios países.

Aunque el premio le será entregado al autor en el marco del festival Tenerife Noir, el 27 de marzo, y en estos momentos se trabaja en un calendario de presentaciones por toda España, ya se puede adquirir este Desayuno para el muerto, que viene repleto de sorpresas.

Sinópsis

Óscar Serrano, alias “Plinio”, es el protagonista principal de esta historia. Comandante de infantería, destinado en el CNI español, viaja a Pamplona, su anterior destino, con objeto de disfrutar, junto con sus colaboradores y amigos de antaño, del final de las fiestas de San Fermín. A su pesar, su curiosidad innata y su intuición de investigador le van a jugar una mala pasada: ha ocurrido un incidente en el curso del último encierro que hubiera pasado desapercibido a cualquier otro, pero cuyo olor a chamusquina despierta el instinto de Plinio quien adivina que bajo el episodio aparentemente trivial hay gato encerrado.

En el curso de un día, entre la mañana del 14 y el mediodía del 15 de julio de 2015, discurre esta crónica, con un ritmo cinematográfico de frecuentes flashback evocando sucesos que acercan, predicen o explican claves de la trama o de sus personajes.

El protagonismo es compartido con la ciudad de Pamplona, su casco histórico, y el discurrir de las fiestas de San Fermín. Y van a ser los rituales de la ancestral y codificada liturgia sanferminera los que marquen el ritmo de los hechos y los sitúen en el tiempo, a la vez que la geografía de la ciudad y sus establecimientos lo hacen en el espacio.

Relato negro o novela de espías, a lo largo de estas páginas se urden y se desurden historias de los servicios de investigación españoles, de los movimientos anticastristas de la comunidad cubana de Miami, de los organismos de información del régimen de Cuba y de la mismísima CIA, amén de otras organizaciones dependientes o relacionadas con los citados, que forman una tupida red que emparenta los procedimientos de todos ellos y da pie a atinadas reflexiones sobre los códigos morales en los que se sustentan tales formaciones y buena parte de sus responsables.

No faltan en el relato sorpresas ni sobresaltos, señuelos falsos, pistas equívocas, alevosías, engaños y traiciones. Tampoco episodios de violencia: la sangre y la muerte son moneda común en la narrativa policiaca. Y como toda novela negra que se precie, este “Desayuno para un muerto” va a discurrir sobre un escenario que desvela el desengaño de quien conoce las altas esferas del mundo de la política internacional, el espionaje, y las sinrazones de la llamada Razón de estado, ese eufemismo que todo lo exculpa, lo encubre o lo justifica.

El autor teje una trama de sentimientos y emociones que sobrevuela las tensiones y los conflictos. Hay, naturalmente, un amor que pespuntea el recorrido de la historia insinuándose en ocasiones, mostrándose abiertamente en otras. Y son evidentes las referencias a la relación de solidaridad, camaradería y afecto sincero entre los miembros del equipo de los servicios de inteligencia españoles que han vivido y que recuerdan los años más crudos del terrorismo nacionalista vasco.

Hay mucho más en este nuevo libro de Jesús Javier Corpas Mauleón, pero si ha de resumirse el curso de una novela compleja y laberíntica en unas pocas frases, yo diría que en sus líneas palpita el espíritu del género de los Wésterns clásicos. Con los enfrentamientos a balazos a “la luz ambarina del farol y el eco de ladridos lejanos”, los romances imposibles, la alcohólica fraternidad con los amigos de lealtad inexpugnable, los jerarcas corruptos, las meretrices tentadoras, los hoteles de lujo, los mercenarios sin escrúpulos, los espías dobles, la melancólica evocación del pasado… Y con el inevitable tono crepuscular reflejado en el gesto escéptico y desencantado de ese héroe maduro y anónimo al que la cámara despide solitario en el último plano. Antes del The End.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.