Últimas noticias

Qué debes considerar antes de pedir un crédito con ASNEF

Los créditos con ASNEF te permiten obtener pequeñas cantidades de dinero, de entre 50 y 500 €, de forma rápida y sin muchas preguntas. Son un servicio financiero útil para afrontar el pago de imprevistos, pero que al mismo tiempo cobra unos intereses bastante elevados. Por eso, antes de lanzarte a pedir uno de estos préstamos, hay varias cosas que debes considerar.

Vas a pagar por un servicio especial

No podemos dejar de hacer hincapié en los intereses que vas a pagar. Si los comparas con otros tipos de préstamos, verás que en este caso son bastante más altos. Es normal. Se trata de un servicio especial para casos de urgencia. Las entidades arriesgan bastante prestando dinero a personas de las que comprueban pocos detalles y, en consecuencia, tienen que compensar el riesgo aumentando sus ingresos vía intereses. 

Por tanto, si no tienes prisa, lo mejor es que trates de solucionar la deuda que te mantiene registrado en ASNEF y pruebes otro tipo de financiamiento.

Si no puedes pagarlo ahora, ¿podrás dentro de un mes?

Muchos usuarios utilizan estos préstamos para pagar caprichos, ofertas irrechazables, etc. La cuestión es que por tentadora que sea la oferta, si no puedes pagar el dinero ahora y tienes que pedir el préstamo, ¿podrás pagarlo dentro de un mes cuando además se hayan añadido los intereses? 

Antes de solicitar financiación, asegúrate de que vas a poder devolverla.

Estar en ASNEF no es una cuestión de orgullo

Muchos usuarios acaban registrados en ASNEF por culpa de disputas con alguna compañía. Se les puede haber registrado por facturas impagadas relativamente pequeñas, como una mensualidad de teléfono que el usuario decide no pagar para demostrar sus desavenencias con la compañía telefónica. En estos casos, consulta con una asociación de consumidores, pero probablemente no te merezca la pena seguir luchando contra los molinos. Paga la deuda y pide que te eliminen de ASNEF para poder solicitar financiación más barata. Después reclama tu problema siguiendo las indicaciones de la asociación o tu abogado.

Los plazos de préstamo son muy cortos

Los plazos de estos préstamos no suelen superar los 30 días. Por ello, es difícil que en ese tiempo puedas ahorrar mucho dinero para devolverlos. Así que la mejor solución puede ser poner el préstamo para que venza poco después de haber cobrado tu nómina, de modo que tengas dinero en efectivo para pagar.

El primer préstamo suele ser de una cantidad baja

Al ser productos financieros de alto riesgo, la primera vez que trabajen contigo los prestamistas no querrán superar cantidades relativamente bajas como los 300 o los 500 euros. Después del primer préstamo y siempre que pagues a tiempo y tu situación financiera lo permita, es posible que te ofrezcan préstamos de hasta 1000 €. Generalmente, este tipo de préstamos con ASNEF raramente supera esa última cantidad.

No tengas miedo de usarlos

Teniendo en cuenta lo anterior. Si planificas bien como reunirás el dinero para devolver el préstamo y lo llevas a cabo, este servicio funciona de forma eficiente y rápida. Simplemente asegúrate de que tratas con una empresa de confianza, que esté registrada en un país conocido por tener unas regulaciones serias en lo relativo a las finanzas y la protección al consumidor, y podrás acceder a sus servicios con total tranquilidad.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.