Últimas noticias

Qué es el dropshipping y por qué está tan de moda

El dropshipping es una palabra que ha llegado a nuestro vocabulario hace relativamente poco tiempo, entre tantos términos ingleses que se añaden a nuestro glosario al no encontrar una traducción que apañe al público.

Básicamente, es la tienda online quien se encarga de gestionar los pedidos de los clientes y la facturación. Esto hace que el recorrido del paquete sea uno de los eslabones cruciales del proceso logístico y por el que se puede hacer un seguimiento 4px u otras empresas de paquetería que te ayudarán a, en tiempo real, saber cómo poder organizarte en tu nuevo negocio.

Es la empresa mayorista quien se va a encargar de almacenar, empaquetar y enviar todos los pedidos, lo que hace que esta información de seguimiento sea uno de los elementos más importantes para el negocio.

Efectos de la covid-19

El comercio online se ha disparado, sobre todo, desde el inicio de la pandemia de la covid-19 que ha afectado al mundo entero.

Y en este momento, es el dropshipper quien ha aprovechado este tirón para convertirse en el verdadero intermediario, quien utiliza servicios de entrega rápidos para que el paquete llegue lo antes posible desde China.

Esto se basa, por lo general, en evitar que los consumidores se desplacen y pierdan tiempo en realizar una compra impulsiva. El dropshipper no realiza un pedido hasta que el cliente lo hace. 

¿Con el dropshipping se puede vivir? 

Salvador Esteve, que dirige la compañía de dropshipping española BigBuy, una de las líderes en Europa en el sector, ha aprovechado este tirón para lanzar una empresa en plena pandemia.

Se especializa en la venta de productos a minoristas, pero los vendedores no necesitan almacén por lo que se ahorra muchos gastos. ¿Por qué? Básicamente porque no tienen que guardar el stock ni enviar los pedidos. En este caso, es BigBuy quien se encarga de que el producto llegue finalmente al cliente desde los almacenes de la empresa.

Escepticismo con el dropshipping 

El dropshipping funciona básicamente por los productos que vienen desde China, lo cual muchos no creen que vengan con mucha calidad.

Lo cierto es que hay algunos proveedores que directamente no te suministran los productos o lo hacen con mucho tiempo de retraso, aunque algunas empresas de servicio están tan centradas en este tipo de problemas que han puesto todos los esfuerzos para reducir el tiempo de entrega de sus productos a los países de destino.

Sin embargo, en muchos de esos países no dependen de ellos, sino de las aduanas fronterizas.

A pesar de la flexibilidad en este negocio, muchos minoristas todavía tienen prejuicios contra el envío directo debido a una serie de mitos.

Uno de ellos quue se puede considerar es que a los minoristas les apasiona mantener el control sobre todos los aspectos de la experiencia del cliente.

Entonces, con el dropshipping, lo pierden al no conocer los datos y deben confiar en la empresa o individuo que se va a dedicar a ello. Por ese motivo, muchos minoristas piensan que a los proveedores no les importa la calidad de ese envío, es decir, si tarda más o menos o en el estado en el que llega.

La calidad de la experiencia del cliente es el eje de cada operación logística, pasando de los minoristas hasta los proveedores. Si no hay capacidad de respuesta a las cambiantes demandas de los clientes, eso hará que tu negocio puede dirigirse hacia el fracaso.

La cuestión es que esa percepción de que los envíos directos no se pueden controlar se basan en un sistema antiguo, donde no se ofrecía un número de seguimiento o con ese número no podías seguir a tiempo real tu pedido. Ahora, todo eso ha cambiado.

OFERTA en AIRE ACONDICIONADO en Navarra

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.