Últimas noticias

Rechazada una moción de NA+ para instar al Gobierno a aprobar un nuevo decreto foral sobre el uso del euskera

Foto: Parlamento de Navarra

La socialista Inma Jurío ha reprochado a la parlamentaria de NA+ que considere que “ha cogido bocado en un tema para echar en cara a este Gobierno y al PSN” y ha afirmado que a la coalición de UPN, PPN y Cs “le da igual la defensa de los derechos de determinadas personas, lo único que quieren hacer es confrontar”

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves una moción presentada por Navarra Suma por la que se instaba al Gobierno foral a “aprobar lo antes posible un nuevo decreto foral regulador del uso del euskera en las administraciones públicas, que garantice la igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública y en la promoción en la misma”. Ha sido rechazada con los votos en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.

Los proponentes también reclamaban que el nuevo decreto garantice que “únicamente se pueda exigir conocimiento preceptivo de euskera para aquellos puestos de trabajo en los que sea necesario exigirlo” y que “la suma de puestos de la plantilla orgánica para los que se exija conocimiento preceptivo y para los que se valore el euskera como mérito esté en directa relación con el porcentaje de población vascohablante de la correspondiente zona lingüística”.

En defensa de la moción, la parlamentaria de Navarra Suma Marta Álvarez ha recordado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anuló parte del decreto foral por el que se regula el uso de la euskera en las administraciones públicas, una sentencia que “ha puesto en cuestión la política lingüística de sus socios”.

“Pasaron por encima de los derechos de la mayoría de la población que no habla euskera”, ha censurado la representante de NA+, quien ha criticado que “ha pasado año y medio y seguimos igual, sin decreto”. “No pueden seguir con su inacción ni un minuto más porque se está perjudicando a miles de navarros”, ha sostenido Álvarez.

Por su parte, la socialista Inma Jurío ha reprochado a la parlamentaria de NA+ que considere que “ha cogido bocado en un tema para echar en cara a este Gobierno y al PSN” y ha afirmado que a la coalición de UPN, PPN y Cs “le da igual la defensa de los derechos de determinadas personas, lo único que quieren hacer es confrontar”.

Ha vuelto a reconocer la parlamentaria del PSN las discrepancias existentes entre los socios del Ejecutivo en este tema, que “hemos dicho aquí y lo hemos dicho a la ciudadanía”. Y ha asegurado que lo están “intentando regular y llegar a consenso que beneficien a la ciudadanía navarra”, desde “el respeto a una lengua propia como es el euskera”.

Desde Geroa Bai, Jabi Arakama también ha censurado a la representante de NA+ por acudir al Parlamento a “mezclar interesadamente y a malmeter”. Ha criticado “la euskarafobia que siempre ha caracterizado a UPN”, así como su “utilización partidista de la política lingüística”.

En cuanto al nuevo decreto foral, ha considerado que los partidos que apoyan al Ejecutivo “vamos tarde en el consenso en torno a una solución de amplio espectro político y social con seguridad jurídica para los artículos anulados por el TSJN”. Y ha asegurado que desde Geroa Bai “nunca dejaremos de mostrar un actitud posibilista y dialogante en la búsqueda de un acuerdo que solucione la actual situación”.

En representación de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha afirmado que están de acuerdo en una “única” cosa con Navarra Suma, como es el hecho de que transcurrido un año y medio desde la sentencia del TSJN se siga con “una laguna legal”. “A partir de ahí, lo que defienden y quieren conseguir con esta moción es embarrar el ambiente y mezclarlo todo”, ha censurado.

Ha reivindicado Ruiz que es “deber de la administración garantizar los derechos lingüísticos de los ciudadanos” y ha considerado una “aberración” la propuesta de Navarra Suma para el nuevo decreto.

Por parte de Podemos, Ainhoa Aznárez ha manifestado que la moción de Navarra Suma “únicamente pretende seguir haciendo ruido una y otra vez porque así suelen ser sus intervenciones” y ha reprochado su “utilización repetida” del euskera.

Ha afirmado, además, que “no entiende cómo en el siglo XXI intentan enfrentar una realidad que es nuestra” y ha opinado que “una cosa es que uno no quiera aprender” una lengua y otra, “intentar enfrentar a una sociedad ridiculizando”.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha planteado un “gran acuerdo político y social sobre el euskera y todo lo que tiene que ver con las políticas de promoción, su uso y costumbres”. A su juicio, “no puede ser que para acceder a un puesto de trabajo se valoren las lenguas comunitarias y no el euskera, eso no es justo se mire por donde se mire” y ha recriminado a la representante de NA+ que le llame “nacionalista”.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.