Últimas noticias

Recuperan varios nidos de una especie de ave protegida descubiertos en el edificio de la calle Ferrocarril que va a ser derruido

En total se han salvado 16 huevos y 3 polluelos de avión común, que ya se han entregado al Centro de recuperación de fauna de Ilundáin

Pamplona-Iruña, 29 de junio de 2020

El Servicio de Agenda 21 y Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han coordinado una actuación para salvar a una comunidad de aves protegidas que anidaban en el edificio que se va a derruir en la esquina entre la Avenida de Gipuzkoa y la Calle Ferrocarril. Se trata de 9 nidos, 16 huevos y 3 polluelos de avión común, que ya se han entregado al grupo de voluntariado del Centro de recuperación de fauna de Ilundáin, que los alimentará hasta que puedan volar por sí mismos.

El dispositivo de recuperación se puso en marcha cuando el Ayuntamiento de Pamplona recibió el aviso de un ciudadano que había identificado varios nidos de esta especie en un edificio que se iba a derruir en Buztintxuri. A raíz de esa llamada, técnicos municipales inspeccionaron la zona e iniciaron la coordinación de Bomberos, Grupo de Intervención de Altura de Navarra (GIAN) del Guarderío de Medio Ambiente en su demarcación de Pamplona, el Centro de recuperación de fauna silvestre de Ilundáin y la empresa encargada del derribo, de cara a poder acceder a la zona y recuperar los nidos, polluelos y huevos. 

Los aviones fabrican sus nidos con barro y saliva que adosan a los aleros de los edificios, por lo que es difícil despegarlos completamente. Aun así, los miembros del Grupo de Intervención de altura, con la ayuda de espátulas, consiguieron despegarlos cuidadosamente. Tras los trabajos de recuperación, los huevos fueron trasladados a las incubadoras del Centro de recuperación de fauna de Ilundáin. Debido a los cuidados que requieren, se decidió que voluntarios del centro cuidasen de los polluelos en sus casas y hasta que se pueda proceder a su suelta, les alimentarán ayudados por unas pinzas con pequeños grillos y gusanos. Una característica de estas aves es que son filopátricas, ya que tienen tendencia a volver a su lugar de origen. 

Una especie protegida

La destrucción de este tipo de nidos no está permitida, ya que según lo recogido en la Ley 42/2007, de Patrimonio Natural y Biodiversidad, está prohibido destruir, dañar, recolectar y retener nidos, capturar en vivo y comerciar y traficar con animales vivos o muertos. En este sentido, recientemente ha habido una sentencia judicial por la que se ha impuesto una multa de 200.000 euros a una persona por destruir 50 nidos de golondrinas.

Los aviones, golondrinas y vencejos son especies que acostumbran a construir sus nidos en aleros de edificios, estén habitados o no. En algunos casos, la cercanía de alguno de ellos suele generar protestas vecinales por la suciedad que causan sus excrementos. El procedimiento que se debe seguir en estas ocasiones es llamar al 112, que dará aviso a Guarderío de Medio Ambiente para valorar cada caso. 

Los aviones comunes

Los aviones comunes realizan una importante labor de control biológico de especies de insectos. Se trata, al igual que los vencejos y las golondrinas, de aves insectívoras, que consumen grandes cantidades diarias de insectos voladores como hormigas voladoras, avispas, chinches y mosquitos.

Como especie migratoria, el avión común pasa el invierno en el África subsahariana, volviendo en el periodo de primavera-verano a Europa. Los aviones rescatados iban a permanecer en Pamplona hasta finales de agosto, pero la necesidad de derribar el edificio en fechas próximas ha hecho que la actuación de rescate se realizara esta semana.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.