Últimas noticias

Salud decreta el cierre perimetral de las localidades de Arbizu, Etxarri Aranatz, Lodosa y Villafranca

Foto:: cierre perimetral en Cadreita

Además, en Etxarri Aranatz y Villafranca se van a realizar en los próximos días cribados de detección de COVID-19

El Gobierno de Navarra, previa consulta con los ayuntamientos de Arbizu, Etxarri Aranatz, Lodosa y Villafranca, ha decretado el cierre perimetral de las cuatro localidades entre un paquete de medidas extraordinarias para contener la expansión del COVID-19, dado que presentan elevados índices de contagios y positividad y en los que se observa una clara tendencia ascendente, según ha informado el Ejecutivo foral.

Estas medidas entrarán en vigor a las 00 horas del jueves, 15 de abril, y tendrán una duración inicial de dos semanas, hasta el día 29 de abril incluido, con posibilidad de ser prorrogadas, modificadas o dejadas sin efecto, en función de la situación epidemiológica.

En el municipio de Arbizu, de unos 1.000 habitantes, la incidencia acumulada de los 14 últimos días (del 29 de marzo al 11 de abril) se ha situado en los 3.621 casos por 100.000 habitantes, mientras que la incidencia en los siete días previos la cifra alcanzaba los 1.515 casos.

En Etxarri Aranatz, con unos 2.500 habitantes, la incidencia acumulada de los 14 últimos días se ha situado en los 2.158 casos por 100.000 habitantes, mientras que la incidencia en los siete días previos la cifra alcanzaba los 1.710 casos.

En Lodosa, con unos 4.800 habitantes, la incidencia acumulada de los 14 últimos días se ha situado en los 2.046,7 casos por 100.000 habitantes, mientras que la incidencia en los siete días previos la cifra alcanzaba los 1.178,4 casos.

En Villafranca, de unos 2.900 habitantes, la incidencia acumulada de los 14 últimos días se ha situado en los 1.017,9 casos por 100.000 habitantes, al igual que la incidencia en los siete días previos (1.070,9 casos).

Por ello, ha indicado el Gobierno, se hace necesario adoptar medidas restrictivas complementarias, como la relativa a la limitación de movilidad de personas para la entrada y salida del municipio (no así de los domicilios), en un confinamiento perimetral del que se exceptúan desplazamientos que tienen que ver con obligaciones laborales, sanitarias, educativas, retorno a la residencia habitual, atención a personas vulnerables y otras causas de fuerza mayor.

Además, en las localidades de Etxarri Aranatz y Villafranca, se van a realizar en los próximos días sendos cribados de detección de COVID-19. Profesionales del Equipo de Atención Primaria de la zona básica de Etxarri Aranatz harán las pruebas a unas 820 personas de los grupos de 15 a 29 años y de 45 a 64 años. Asimismo, profesionales del Área de Salud de Tudela realizarán las pruebas a más de 400 personas de 15 a 29 años en Villafranca. En cuanto se organicen ambos dispositivos, ha añadido el Ejecutivo, se informará del horario y el lugar en que tendrán lugar los cribados, así como del procedimiento de citación.

Para seleccionar a la población de los dos cribados se excluirá a quienes se hubieran realizado una prueba diagnóstica en los 10 días previos, así como a las personas que tuvieran un resultado positivo por PCR o test de antígenos en los últimos tres meses.

Salud recuerda que a sendos cribados no deberán acudir las personas que estén en aislamiento ni en cuarentena y que aquellas personas que presenten síntomas compatibles con la COVID-19 tienen que aislarse y consultar con su centro de salud.

EP

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.