Últimas noticias

¿Sigue siendo rentable personalizar camisetas?

El negocio de las camisetas personalizadas se puso de moda hace relativamente bastante tiempo y lo cierto es que, en la actualidad, este sector parece estar bastante sobresaturado. El fenómeno creciente de los influencers se está descubriendo finalmente como una burbuja que se va pinchando y no son pocos los casos de influencers que tienen decenas o centenares de miles de seguidores y al intentar lanzarse al mundo de la venta de objetos y prendas personalizadas, no obtienen apenas éxito.

¿Qué es lo imprescindible para vender camisetas personalizadas?

Para vender camisetas personalizadas, el elemento principal que se precisa si se desea tener éxito es la creatividad. Gracias al comercio online, en internet encontramos numerosas tiendas especializadas en la venta de camisetas así como negocios especializados en la personalización de camisetas, otras prendas y objetos de todo tipo. Esto indica que se han sumado muchas personas interesadas en sacar rédito de este negocio, de modo que la creatividad parece ser el elemento diferencial con el que conseguir superar a la competencia.

En cualquier caso, al margen de la creatividad, que es un concepto un tanto abstracto y depende en gran medida de la capacidad de influencia de los propios vendedores, también se necesitan las camisetas, pues sin ellas es imposible poner este negocio en marcha.

La tienda online Rafashop.es supo ver el negocio no en la personalización de camisetas, sino en convertirse en mayorista de camisetas. Esta tienda actúa como distribuidor Roly, una de las firmas más potentes en cuanto a diseño y creación de ropa. Roly ofrece productos de primera calidad en materia de prendas de ropa.

Rafashop.es ofrece a través de su web camisetas, polos, sudaderas, gorras, polares y muchos otros productos relacionados con las prendas laborales así como prendas de baño y accesorios textiles.

Para vender camisetas personalizadas existen diferentes alternativas. Una de ellas es ser el creador de los diseños y enviar los diseños a un negocio de estampados e impresión de mensajes en prendas de ropa o bien dedicarse profesionalmente a este segundo mercado, el de la impresión de los mensajes en las prendas.

En este último caso, los gastos son mayores, pues se necesita una completa maquinaria para realizar los estampados, a lo que hay que sumar las dificultades asociadas que no tienen que ver con la logística, sino con el marketing. Por ejemplo, si se desea crecer a través de internet, es imprescindible obtener buenas posiciones en Google y crecer en redes sociales.

¿Por qué personalizar camisetas?

El negocio de las camisetas personalizadas está presentes desde hace décadas, quizás no para potenciar la marca personal ni asociado tanto a esta idea de promoción en redes de los influencers, pero sí en el ámbito empresarial y comunicativo.

Las camisetas personalizadas, así como otros muchos objetos, ofrecen la posibilidad de transmitir un mensaje a través de su diseño. Si nos referimos de manera exclusiva a las camisetas, la cantidad de tela disponible permite customizarla con cualquier tipo de idea, pues no se dan los problemas que sí aparecen con objetos más pequeños.

En el ámbito profesional, ayudan a difundir una campaña o una determinada acción publicitaria. Hay mucho escrito sobre la ayuda de la personalización de objetos promocionales para el crecimiento de las empresas.

Volviendo al ámbito personal, estas camisetas sirven para identificar a colectivos, asociaciones, peñas, despedidas de soltero y soltera…

En el caso de las empresas, contar con equipamiento laboral a modo de prendas personalizadas ayuda a crear un sentimiento de equipo entre los trabajadores. Los uniformes y la personalización de camisetas y objetos es una estrategia de team building muy utilizada desde hace décadas.

La rentabilidad de las camisetas personalizadas

Tras comprobar la situación del negocio, la pregunta a responder es, ¿sigue siendo rentable un negocio de este tipo? La realidad es que todo va a depender del enfoque del mismo. La inversión necesaria para iniciarse en una aventura de este tipo puede comenzar con gastos relativamente bajos, pero en un mercado que está tan saturado, resulta un tanto complicado hacerse un hueco sin realizar una inversión mayor.

Si a esto se suma que se le quiere dar difusión en la red y sacar provecho de las posibilidades que ofrece el mercado online, la inversión a realizar es mucho mayor: marketing online, diseño web, redes sociales…

Con creatividad y acertando en los pasos a dar se puede crecer en esta fórmula de negocio, pero como ocurre en todas las áreas del mundo de la empresa, el éxito siempre va ligado a mucho trabajo, conocimiento del mercado y una pizca de suerte.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.