Últimas noticias

Suben de nuevo los casos de coronavirus en Navarra, que rozan ya de nuevo los 150 al día

Cascante y la Txantrea-que ha registrado un brote en el centro San Francisco Javier-son las dos zonas de salud más afectadas con cerca de una docena de casos

El coronavirus no da tregua, y tras alcanzarse el pasado fin de semana las cifras más bajas desde agosto, vuelven a subir los contagios diarios hasta rozar los 150. En concreto según siempre datos provisionales del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, se detectaron 140 casos en el último día por pruebas de PCR y test de antígenos.

Se ha reducido sin embargo la positividad al 6,9 por ciento, tras realizarse ayer 2.039 pruebas de PCR y antígenos.

El día anterior se habían realizado 1.221 pruebas con 113 casos positivos, que representó un 9,2 por ciento de positividad. El sábado se registraron en Navarra 84 casos (6,15% de positividad) y el viernes 129 casos (5,8% de positivos).

Por zonas de salud, el barrio de la Txantrea con 11 casos tras registrarse un brote en el centro San Francisco Javier y Cascante que asciende a 12 casos este lunes, son las más afectadas en la última jornada. Estella sigue en lo alto de la tabla, con 10 casos, y ya por debajo se encuentran las zonas básicas de salud de Rotxapea, con 9 casos; , Zizur Mayor-Etxabakoitx, con 6, y Tudela Este, también con media docena de casos.

La tendencia, algo cambiante, coincide con el anuncio realizado en las últimas horas de relajar las restricciones para que la hostelería-muy afectado económicamente por el cerrojazo-pueda abrir sus terrazas exteriores al 100% desde el próximo jueves, 26 de noviembre, siempre que se garantice la distancia de 2 metros entre clientes. La utilización de las mesas, asimismo, quedará fijada en un máximo de cuatro usuarios. Las medidas son un primer paso dentro de las posibles flexibilizaciones para ir recuperando la actividad, que se irán acordando en función de la situación epidemiológica con la hostelería, sector que contará con una línea de ayudas económicas para compensar el impacto de la pandemia en su actividad. 

El departamento de Salud, en la reunión mantenida este lunes, ha transmitido al sector las novedades en cuanto a las medidas, que quedarán recogidas en la orden foral que entrará en vigor a partir del miércoles actualizando la normativa vigente. En el encuentro, en el que han participado diferentes asociaciones de hostelería así como el Ayuntamiento de Pamplona, se ha discutido el borrador de contenidos de la orden foral e introducido mejoras puntuales en el mismo aportadas por el sector y el ayuntamiento. A su vez, se han fijado los indicadores y parámetros objetivos que definirán los cambios de fase y reaperturas, unos criterios que van a ser evaluados esta semana por el Comité Técnico Asesor y la Comisión para la Transición en Navarra. Dichos indicadores, a su vez, son los que están siendo tenidos en cuenta en el análisis sectorial en otros ámbitos y departamentos del Gobierno de Navarra. 

Cada tres semanas se evaluará la situación de la epidemia en la Comunidad Foral para poder seguir avanzando en posibles reaperturas de cara a la parte final de año, proceso que también se está desarrollando en el espacio del Consejo Interterritorial de Salud con el resto de autonomías y el Ministerio de Sanidad.  

El Departamento de Salud y el sector de la hostelería, con la participación también del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, se han citado la semana próxima en una nueva mesa técnica con el objetivo de seguir avanzando en un abordaje compartido de esta cuestión y sus posibles materializaciones normativas y técnicas. 

Medidas de prevención en la hostelería

De cara a la reapertura de la hostelería, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra ha preparado una nueva infografía que recoge las medidas de prevención que son importantes incorporar al día a día en bares, restaurantes y cafeterías. Para ello, se distribuirán de forma inicial 2.700 ejemplares de este cartel (con versiones en castellano y euskera) entre los negocios hosteleros de Navarra.

Estas indicaciones, dirigidas tanto a la clientela como a la propia hostelería, recogen medidas para que la ciudadanía pueda seguir acudiendo a estos establecimientos y que los locales permanezcan abiertos en tiempos de coronavirus. Son las medidas que la ciudadanía ya conoce y que, a juicio de Salud Pública, “pueden resultar costosas, pero que es clave incorporar para reducir contagios”. Y, siempre, siguiendo estas medidas de forma conjunta: las indicaciones se suman unas a otras, no se sustituyen entre ellas. Por ejemplo, se trata de no acudir a un local con síntomas compatibles con COVID-19; lavarse las manos al llegar; y esperar o sentarse guardando la distancia de, al menos, 1,5 metros entre personas que no conviven juntas y, también, 2 metros entre las mesas.

Otras de estas medidas adquieren especial importancia en la hostelería. Por ejemplo, acudiendo a locales al aire libre o, en el momento que esté autorizado acudir a lugares cerrados (si la situación epidemiológica lo permite), con buena ventilación. También, seguir las indicaciones del personal; llevar la mascarilla siempre, salvo justo en el momento de beber o comer, y mantenerla puesta mientras se está hablando; evitar compartir platos, vasos o enseres; no fumar o vapear; y recordar que el alcohol reduce la atención a estas medidas. “Con este compromiso conjunto se pueden mantener esos encuentros y evitar pasos atrás” señala Salud Pública. 

Contra la pandemia: Compromiso

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.