Últimas noticias

Un 14% de los navarros ha tomado medicamentos contra la ansiedad, dos puntos más que hace un año

Irache advierte sobre los riesgos de tomar medicamentos para la ansiedad sin supervisión médica. Un 25% de las personas dice que no se le advirtió sobre sus posibles efectos secundarios

Pamplona, 12 de agosto

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advierte sobre los riesgos de tomar medicamentos para combatir la ansiedad sin supervisión médica, unos fármacos que ha tomado un 14% de la población navarra, dos puntos más respecto al año anterior.

Así lo indica una encuesta encargada por la Asociación a Cíes, que también señala que un 6% de los ciudadanos toma estos fármacos de forma habitual. Una de cada cuatro personas que los ha consumido dicen que el médico no les advirtió sobre sus efectos secundarios.

La crisis favorece el aumento de casos por ansiedad

La crisis, con el aumento del desempleo y las mayores dificultades económicas de las familias, es una de las causas que provoca un aumento de los casos de ansiedad, según expresan profesionales sanitarios. De hecho, según la encuesta de Irache, un 18% de los que toman medicamentos contra la ansiedad lo hacen por problemas económicos o laborales -11% y 7%, respectivamente-. Entre las otras razones aducidas, la más habitual es por problemas para conciliar el sueño, motivo aducido por el 30% que toma estos fármacos, el 17% lo hace por problemas familiares y un 11%, debido a sucesos traumáticos.

Las mujeres los toman en mayor medida que los hombres

Las mujeres consumen estos fármacos en mayor medida que los hombres -15% frente a 12%-. Por edades, los que lo hacen en mayor proporción son los mayores de 65 años -19%-. El 73% de ellos los consumen de forma habitual. Por el contrario, los jóvenes de entre 18 y 29 años son el segmento de edad que en menor medida toma medicamentos para la ansiedad, 7%, y de ellos nadie lo hace de forma habitual, según señala la encuesta.

Cuatro de cada diez pacientes no son advertidos sobre los efectos secundarios

Un dato llamativo que arroja el trabajo es que a una de cada cuatro personas -25%- que toman estos medicamentos no se les ha advertido de los efectos secundarios que estos fármacos pueden conllevar, según señalan los encuestados, un porcentaje que además ha crecido respecto al año pasado, cuando los que decían no haber recibido esta información eran el 20%. Sin embargo, en ocasiones y siempre en función de las características del paciente y del fármaco en cuestión, su consumo puede provocar insomnio, irritabilidad, problemas de dependencia al dejar el tratamiento, dificultades de concentración…

Sólo se deben tomar los medicamentos bajo supervisión médica

En cualquier caso, desde Irache se recuerda que sólo se deben tomar estos medicamentos bajo una estricta supervisión médica y evitar así riesgos innecesarios. Es conveniente acudir al médico o especialista ante cualquier síntoma de ansiedad. Será este profesional quien determine cuál es la dolencia.

De hecho, en muchas ocasiones los pacientes tienden a somatizar el trastorno y creen que los síntomas como malestar, agotamiento o problemas al respirar son la causa de la dolencia, cuando no es así necesariamente.

Pregunte por todos los detalles del tratamiento y cualquier duda que pueda surgir

Por ello es necesario acudir al médico para que éste diagnostique adecuadamente y determine el tratamiento a seguir, ya sea éste un tratamiento psicológico, la prescripción de medicamentos o cualquier otra indicación.

Si hay prescripción de fármacos es muy importante preguntar e informarse adecuadamente del proceso a seguir, la frecuencia de consumo, la duración o cualquier duda que pueda surgir, unas cuestiones que, en cualquier caso, deben ser comunicadas por iniciativa del médico.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.