Últimas noticias

Una de las empresas sucesoras de Laminaciones de Lesaka reconoce la muerte por amianto de un trabajador e indemniza a su familia

Foto: Ignacio Solla

Antes de la vista se ha llegado a un acuerdo en que una de las empresas sucesoras ha reconocido los daños y ha indemnizado a la familia en las cantidades demandadas

En el día de hoy se debía haber celebrado un juicio en el Palacio de Justicia de Pamplona sobre una demanda de indemnización por la muerte por amianto de un trabajador de la antigua Laminaciones de Lesaka. Sin embargo, antes de la vista se ha llegado a un acuerdo en que una de las empresas sucesoras ha reconocido los daños y ha indemnizado a la familia en las cantidades demandadas. LAB, el sindicato que ha acompañado a la familia en la batalla legal, se felicita por el acuerdo, pero se ha concentrado hoy junto a los juzgados para exigir que la actual empleadora y sucesora de la actividad de Laminaciones, ARCELOR MITTAL, implemente las medidas necesarias para corregir los daños producidos por el amianto.

Teo Vila, trabajador durante 30 años de Laminaciones de Lesaka (actual Arcelor Mittal), falleció en febrero de 2016 a causa de una patología derivada de la exposición laboral al amianto que le fue diagnosticado solo unos pocos meses antes de morir. Tras la repentina muerte se inicio una batalla legal, por parte de la familia, junto al sindicato LAB y el despacho Zuzenki, para que su fallecimiento fuera reconocido como derivado de enfermedad profesional.

Pese a la conocida utilización del amianto en la fábrica durante años, ni Laminaciones de Lesaka, ni ninguna de sus empresas sucesoras estaba inscrita en el registro oficial de empresas con riesgo por amianto, RERA.

Aun así, gracias al trabajo para obtener documentación acreditativa de su existencia y del testimonio de un gran número de compañeros y compañeras de trabajo, se logró determinar dónde, en qué épocas y en qué formas se trabajó el amianto en la planta de Lesaka, lo que motivó que el Instituto Navarro de Salud Publica y Laboral concluyera que la muerte de Teo, con toda probabilidad, fue derivada de su exposición al amianto en los años de prestación de servicios en Laminaciones de Lesaka.

Dicho informe sirvió para el reconocimiento del origen profesional de la muerte de Teo emitida por el INSS, que condujo al consiguiente incremento en la pensión de viudedad de su viuda.

Así mismo se presentó una demanda en reclamación de indemnización por daños cuya vista estaba señalada para hoy, que finalmente no se ha celebrado, ya que una de las empresas sucesoras, COFIVACASA, ha reconocido y abonado una indemnización de 133.000 € para la viuda, y una indemnización de 27.000 € para su hija, que se corresponde con la cantidades reclamadas en la demanda.

Todavía queda pendiente la celebración de un juicio en el que se pide el reconocimiento del recargo de prestaciones por incumplimiento empresarial de las medidas de seguridad, que tendrá lugar previsiblemente en los próximos meses.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.