Últimas noticias

UPN insta a Celaá a reducir las ratios máximas por aula en centros con elevado alumnado desfavorecido

Un hombre sostiene una pancarta en una manifestación contra la Ley Celaá en el Congreso, el día de su aprobación, en Madrid (España), a 19 de noviembre de 2020. En esta manifestación han participado colectivos de la educación concertada y ha sido convocad - Eduardo Parra - Europa Press

En Navarra, de los 19.000 alumnos con necesidades de apoyo educativo, el 77,7% se escolariza en centros públicos en castellano y el 6,7% en el modelo D

El senador de UPN, Alberto Catalán, ha presentado una moción en la Cámara Alta en la que insta a la ministra de Educación, Isabel Celaá, a disminuir las ratios máximas en las aulas de los centros educativos con elevado número de alumnado socialmente desfavorecido y con necesidades específicas de apoyo educativo debido a incorporaciones tardías, problemas de historia escolar o de currículo. 

El senador regionalista también plantea que las Comunidades Autónomas refuercen con más medios materiales y humanos estos centros para que este alumnado y sus compañeros de clase puedan desarrollar todas sus capacidades, evitar el absentismo escolar y el abandono temprano, compensar las desigualdades y garantizar la calidad y equidad de la educación.

En el caso concreto de Navarra, Catalán destaca que “de los aproximadamente 19.000 alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo en relación con las incorporaciones tardías, condiciones personales, o historia escolar, en torno al 77,7 % están escolarizados en centros públicos en castellano, el 15,2 % en centros concertados en castellano, el 6,7 % en centros públicos en euskera y el 0,30 % en centros concertados en euskera”“Esto es así cuando la enseñanza en castellano representa en Infantil, Primaria y ESO más de un 73% en castellano y menos del 27% en euskera”, añade.

El senador de UPN ha señalado que sigue estableciéndose por parte de la normativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional unas ratios máximas por aula en las diferentes etapas educativas. “Sin embargo, no se contempla la concentración del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo en los centros escolares”, matiza.

Así, explica que “la normativa actual establece para Primaria un máximo de 25 alumnos por unidad escolar, un máximo de 30 en Secundaria y un máximo de 35 en Bachillerato. La disminución de ratios no es la solución definitiva para mejorar la educación española, pero sí es un factor que se debe tener en cuenta en determinados centros educativos donde se escolariza a un gran número de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, en muchas ocasiones pertenecientes a familias socioeconómicamente desfavorecidas”.

Según Catalán, “durante la pandemia algunas Comunidades rebajaron estas ratios, situación que debiera mantenerse”

Finalmente, el senador regionalista ha manifestado que otro fenómeno que también se viene produciendo, de manera especial en los últimos años, es la matriculación sobrevenida a lo largo del curso una vez superados los periodos de prematriculación y matriculación ordinaria. “Ante este fenómeno la reacción de las administraciones educativas suele ser lenta, cuando no inexistente. La necesidad de apoyos, refuerzos y disminuir las ratios por aula debieran ser respuestas inmediatas”, ha defendido. 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.