Últimas noticias

Blanca Fernández Viguera recoge el primer premio Berdinna a la Igualdad

La presidenta Barkos, la galardonada Blanca Fernández, la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznarez, y el jurado que decidió el premio. Ver pie de foto al final de la nota

La presidenta Barkos entregó el premio  a la investigadora social y ha resaltado su compromiso permanente con la igualdad de mujeres y hombres y su contribución al “cambio de mentalidades” en Navarra

Pamplona/Iruña, 7 de marzo de 2018

La presidenta de Navarra ha presidido este mediodía el acto de entrega del Premio Berdinna, a la Igualdad entre hombres y mujeres de Navarra 2018 a la investigadora social Blanca Fernández Viguera, de quien Uxue Barkos, ha destacado su trayectoria vital “centrada en el compromiso permanente con el logro de la igualdad entre hombres y mujeres”.

El acto ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra. En él ha intervenido, además de la propia galardonada, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo. Ha estado presente también la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez. La entrega ha contado con el acompañamiento musical del Coro San Fermín Abesbatza.

El galardón fue instituido el pasado mes de enero por el Gobierno de Navarra con el fin de destacar y reconocer públicamente la actuación de quienes se han distinguido por su labor en el campo de la igualdad. Con este premio, que se convoca a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), el Ejecutivo foral quiere también resaltar su firme apuesta por trabajar por una sociedad más justa e igualitaria, en el marco del cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres y de los hombres.

En esta primera edición, la distinción ha sido concedida a la investigadora social Blanca Fernández Viguera por su labor en este ámbito, en el que ha destacado como pionera del feminismo, cofundadora de IPES Elkartea e impulsora de la visión de género en master y títulos de la UPNA. Según señaló el jurado en su concesión, la premiada “ha hecho convivir su labor en el desarrollo del conocimiento y estudios de género a través de la investigación y la docencia, con su activismo feminista, donde lo público y lo privado se funden a lo largo de su vida en pro de la igualdad”. La candidatura fue propuesta por IPES Elkartea (Instituto de Promoción de Estudios Sociales/Gizarte Ikerketarako Talde Eragilea).

La presidenta Barkos ha sido la encargada de hacer entrega del premio, que conlleva una dotación económica de 3.000 euros, y se representa en un objeto -un cubo de madera- que simboliza una “base sobre la que construir”. Hecho de madera, el galardón alude también a la calidez de nuestros bosques y a lo orgánico como materia viva.

Intervenciones de la presidenta Barkos y de la consejera Ollo

Durante su intervención, la presidenta ha felicitado a Blanca Fernández, de quien ha dicho “es un ejemplo de cómo es posible y necesario avalar, prestigiar, legitimar, autorizar y sustentar a otras mujeres”. En este sentido, ha hecho hincapié en que su participación en los movimientos de mujeres y su feminismo, “han ayudado, sin duda, a impulsar cambios de mentalidad y a desplegar formas de pensamiento crítico, imprescindible éste para su incidencia política”.

Ha destacado también de la premiada su capacidad para integrar a todas las mujeres en sus actuaciones y discursos. “Pero además –ha agregado- ha sabido siempre ver a las que nos son vistas, sin dejar a ninguna de ellas atrás, y ha trabajado duro por dar respuesta a las desigualdades cruzadas. Esto sin duda es una cuestión de justicia social y resulta fundamental para crear sociedades inclusivas”.

Finalmente, la Presidenta ha incidido en la responsabilidad que las instituciones tienen en esta materia. En este sentido ha anunciado, que el Gobierno de Navarra trabaja en una ley de igualdad “que reconozca el adelanto, el valor, los derechos, las oportunidades y las aportaciones de las mujeres, así como la legitimidad y la autoridad de dicho avance frente a la sociedad. Impulsar el empoderamiento de las mujeres en su proceso de emancipación –ha agregado- debe ser una de las aspiraciones más insistentes y un eje prioritario de la acción política”.

Por su parte, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha recordado los objetivos del galardón y ha insistido en que “la igualdad entre mujeres y hombres y el empoderamiento de las mujeres son claves para establecer sociedades más libres y justas”.

Ha incidido también en el hecho de que su candidatura estaba avalada por cartas de apoyo de personalidades de ámbito navarro, nacional e internacinal, lo que, en su opinión, “avala no sólo la contribución de Blanca Fernández a la igualdad, sino también la percepción de la importancia de dicha contribución por parte de la sociedad civil”.

Finalmente, la consejera ha resaltado, de entre los méritos de la galardonada, su faceta como investigadora “por su calidad intelectual y académica y por su interés en plasmar los procesos de democracia participativa en sus investigaciones”.

La revolución pacífica del siglo XX

Por su parte, Blanca Fernández Viguera ha felicitado al Gobierno de Navarra por haber creado el premio y ha mostrado su deseo de que “sirva para visibilizar a las mujeres, sus obras y sus asociaciones”.

Durante su intervención, ha enumerado los principales cambios sociales de “la revolución pacífica del siglo XX” protagonizada por mujeres, entre los que ha citado “el surgimiento de nuevos modelos familiares, la incorporación masiva de las mujeres a la enseñanza superior o al empleo, los derechos sexuales y los derechos reproductivos o la masiva incorporación de la mujer a la esfera pública”.

Pero ha insistido en que todavía quedan los siguientes retos pendientes. El primero, el sistema patriarcal: “ahora los derechos están reconocidos, pero en la práctica existe un techo de cristal y la desigualdad y la violencia de género continúan”, ha señalado. Como segundo reto ha citado el acabar con la “doble jornada de trabajo y a la sobre explotación de la mujer”, algo que, en su opinión, no se va a conseguir “mientras los hombres no asuman por igual el trabajo doméstico y de cuidados”.

También ha aludido a la violencia de género, que “persiste con más virulencia si cabe porque el sistema patriarcal se defiende” y como cuarto reto ha citado el hacer realidad “el derecho al cuerpo de las mujeres y a su sexualidad, sin acoso, ni agresiones. NO es NO”. Finalmente, como quinto reto ha señalado el reconocimiento de las distintas identidades sexuales y de género y las distintas opciones sexuales.

“Estos son los retos –ha dicho- que considero más importantes en la actualidad, que deben estar en las agendas públicas, marcados como prioritarios, y para ello también la necesidad de un movimiento feminista fuerte”. En este sentido, ha subrayado que “el movimiento que en algún momento nos parecía silenciado y propio de nuestra generación, ahora alza su voz, recorre el mundo, representa a todas las generaciones y ya es imparable”.

Investigadora social y pionera en movimientos feministas

Entre los méritos de Blanca Fernández, el Decreto Foral de concesión del premio destaca como más relevantes “su activismo, sindicalismo y militancia feminista, ya que fue pionera en su militancia en los movimientos feministas y en defensa de los derechos de las mujeres”. Además, resalta que desde su papel como cofundadora de IPES Elkartea “impulsó la línea de género de esta entidad” y también hace mención a que “con su trabajo en el estudio y difusión de las teorías feministas y de género, de la historia de las mujeres, y de la visibilización y difusión de las aportaciones de las mujeres en el mundo de la ciencia, las artes y la cultura, inició las primeras líneas de investigación con perspectiva de género”.

Además, se ha considerado su labor como impulsora de género en el Master en Intervención Social con Familias y Grupos y el título propio Diploma de Especialización en Género de la Universidad Pública de Navarra, centro éste en el que ha contribuido a la formación no sólo de alumnado universitario, sino también de diferentes profesionales que, con su trabajo, ayudan a alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombre”.

Por último, a la hora de otorgar este premio se ha valorado favorablemente “su labor investigadora y designación como representante de la UPNA en la IV Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre Mujeres en Beijing (China, 1995)”.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.