El Gobierno Foral destina al alquiler protegido los tres pisos habilitados por Nasuvinsa en las antiguas escuelas de Bakaiku

La vicepresidenta tercera y consejera de Vivienda, Juventud y Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra, Begoña Alfaro, ha anunciado hoy la adjudicación de 14 pisos de alquiler protegido habilitados en las ocho primeras localidades acogidas al Plan de Rehabilitación Rural (PRR), mediante la adecuación de edificios municipales cedidos a Nasuvinsa. La inversión total en estas 14 viviendas asciende a 1,6 millones, según ha señalado Alfaro durante la visita que ha realizado en Bakaiku a las tres primeras viviendas del PRR, resultantes de la rehabilitación de las antiguas escuelas municipales de esta localidad, a las que se irán sumando próximamente otras localidades como Oteiza, con cuatro viviendas también terminadas, e Isaba, Garralda, Garayoa, Uztárroz, Iturgoyen y Bizkarreta, con una vivienda en cada caso.

La consejera ha estado acompañada en la visita por el director gerente de Nasuvinsa, Javier Burón, por el alcalde de Bakaiku, Egoitz Urritza, así como por personal técnico de esta sociedad pública como Amaya Urtasun, responsable de la sección de Rehabilitación y Mantenimiento, y el arquitecto técnico Ignacio Les, así como Javier Fernández (ORVE). Se han sumado también Javier Saldías y Aida Molina, de la empresa constructora Asprosur Business, S.L., y el arquitecto técnico y director de obra Javier Ayala (Sisthema), así como vecinos y vecinas de la localidad.

Begoña Alfaro ha declarado que la colaboración institucional del Gobierno de Navarra y las entidades locales supone una herramienta esencial para dar respuesta a la demanda de vivienda en régimen de arrendamiento protegido, especialmente de sectores sociales como las personas jóvenes. “Debemos desarrollar este marco de relación entre las administraciones públicas, porque es la mejor manera de avanzar en el derecho de acceso a una vivienda digna y a precios asequibles, principalmente de aquellos sectores sociales más vulnerables”.

Ha subrayado que “el Plan de Rehabilitación Rural contribuye también a recuperar el uso de inmuebles municipales que, en ocasiones, ofrecen un deficiente estado de conservación y a revalorizar con ello el conjunto del patrimonio público”. 

Por su parte, Javier Burón, ha reafirmado la voluntad de Nasuvinsa de seguir ampliando el parque público de vivienda, y de impulsar nuevas fórmulas de colaboración público-privada que permitan incrementar la oferta de vivienda protegida, especialmente en el ámbito rural, afectado con mayor intensidad por el fenómeno de la despoblación”, ha declarado”.

Para personas empadronadas

Las viviendas se reservan en su totalidad para personas empadronadas con residencia efectiva ininterrumpida en la localidad, con al menos dos años de antigüedad, de conformidad con la Ley Foral 10/2010, de 10 de mayo, del Derecho a la Vivienda en Navarra. 

Así mismo, las personas interesadas deberán estar inscritas previamente en el Censo de Solicitantes de Vivienda Protegida del Gobierno de Navarra, según se recoge en el convenio por el que el Ayuntamiento ha cedido a Nasuvinsa el uso de la segunda planta de las antiguas escuelas municipales.

El plazo de cesión es de 14 años, ampliable para permitir a esta sociedad pública amortizar la inversión realizada, que en este caso asciende a 288.872 euros, financiados por el Gobierno de Navarra (57,7%), Nasuvinsa (29,8%) y el propio Ayuntamiento de Bakaiku (12,4%). Finalizada la cesión de uso, las viviendas revertirán al Consistorio.

Entre 64 y 61 m2 de superficie

El edificio de las antiguas escuelas se encuentra en la Plaza San Juan Bautista, 1, y las tres viviendas rehabilitadas ocupan toda la segunda planta, mientras que la primera ha sido adecuada por el Ayuntamiento para uso dotacional/multiusos.

Las obras han consistido en la reforma de las viviendas ya existentes en la planta primera, de 61 m2 y 64 m2 de superficie, y en la creación de una tercera en su espacio central, también de 61 m2. 

Las viviendas cuentan con aislamiento térmico por el interior y disponen de salón-cocina, orientados al sur, y un distribuidor que accede a dos dormitorios dobles y a un baño completo, además de su correspondiente trastero en la planta baja.

Se ha instalado también un sistema individual de aerotermia para agua caliente sanitaria y calefacción mediante suelo radiante y se ha renovado completamente la carpintería exterior, con un modelo de PVC con rotura de puente térmico y color imitación a madera.

La instalación de la cocina incluye muebles, vitrocerámica, fregadero y grifo de acero inoxidable y campana extractora de humos.

En breve, Nasuvinsa iniciará el proceso para adjudicar las tres viviendas a través de la Bolsa de Alquiler, en las personas solicitantes que figuren inscritas en el Censo de Solicitantes de Vivienda Protegida.

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN